Ecuador. Lunes 24 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los objetivos de ELLOS para el 2016

Martina Vera
Buenos Aires, Argentina

¿Elaboró su lista de objetivos para el nuevo año?

Martina Vera

Yo lo hice; con cierto escepticismo, he de admitir. ¿Qué resultado deviene de un ejercicio repetitivo a sabiendas de que quedará inconcluso? Al fin y al cabo, una porción de deseos la completamos nosotros, pero el otro porcentaje dependen de la voluntad de otros. ¿Cree que esos “otros” que se yerguen en “nosotros” tienen previsto favorecer nuestros objetivos en el 2016? Seguramente, la respuesta a esa pregunta varíe acorde a la figura a la que nos refiramos. ¿Qué pasará por la mente de un Barack Obama, de un Nicolás Maduro, de un de un Mauricio Macri o de un Rafael Correa a la hora de esbozar sus listas para el nuevo año? ¿Pensarán en nosotros?

Obama al pie de la puerta


Publicidad

Obama reconoce que le honra la Presidencia, pero que ansía terminar su mandato. Hasta que se despida de la Casa Blanca, lo mas probable es que apruebe una clara lista de deseos afines a las nuevas generaciones aún inconclusos ante el veto republicano en el Congreso. Seguramente: 1. Estreche más las relaciones con Cuba 2. Siente las bases de su propuesta para contrarrestar el cambio climático  y reducir las emisiones de carbono 3. Realice las inspecciones nucleares pertinentes al acuerdo fraguado con Irán. Luego, imagino que planificará sus días como expresidente sirviendo desde otros ámbitos para ejecutar, por ejemplo, tareas pendientes de su mandato como combatir la proliferación de armas; eso, no solo porque su repertorio de canas presidenciales le exigen atenuar el ritmo, sino también porque no todo puede ni debe resolverlo un mismo líder si se vive en democracia. Esa reflexión seguramente no consta en los objetivos de otros gobernantes.

Maduro al pie del abismo

Nos cuesta imaginar a Nicolás Maduro fuera de la Presidencia, y no por que ese no sea el sitio que le corresponde, sino porque aquella es una voluntad popular que su sed de poder no consiente. Esa ambición insaciable no prioriza las necesidades del pueblo y se expresaría con seguridad en sus objetivos para el 2016, entre los que caben: 1. Contrarrestar con maniobras deplorables el poder legítimo de la Asamblea Nacional opositora electa por una mayoría aplastante (ya ha designado a 13 jueces del Tribunal Supremo Judicial a dedo que favorecerán sus hazañas, recurrió ante el TS 3 actas de oposición para obstruir su investidura en la Asamblea Nacional; creó una institución paralela a la Asamblea para restarle poder) 2.Perpetuar la manipulación y el ocultamiento de las cifras económicas reales del país (inició el 2016 quitando potestad sobre el Banco Central a la Asamblea) 3. Intensificar el acoso y el aprisionamiento a la oposición.

Macri y Correa al pie del cañón

Otros países tampoco vivirán un 2016 sencillo ante una crisis difícil de combatir. De ahí que los objetivos para este 2016 de de los Jefes de estado en Argentina y Ecuador, generen máxima expectativa en millones de familias. En Argentina, el liberal Mauricio Macri no solo tiene una larga lista de objetivos que prometió a sus electores y también a quienes no lo votaron, para realizar este año nuevo. Para cumplirlos debe demoler una estructura de estado inservible. Seguramente en su lista incluya objetivos como: 1. Negociar con los hold outs internacionales para recibir financiación con intereses clementes y aumentar las reservas del país, elevar el tipo de cambio y posicionar sus bonos en mercado (Noticias de la Semana, edición 2036). 2. Combatir la infiltración del narcotráfico en la política (se vincula a delfines del kirchnerismo con importantes redes de trafico de drogas). 3. Asegurar que los tribunales aporten claridad a casos impunes como el asesinato de Nisman y algunas malversaciones de fondos del gobierno K.

En Ecuador, el Presidente Rafael Correa ya puede ir pidiendo a los Reyes Magos reservas en dólar; el 2016 empieza con la peor caída registrada en el precio del crudo desde el 2004 (34USD). Sin embargo, ya que los Reyes difícilmente acudan a un país que hostiga la inversión extranjera, lo que seguramente incluya Correa en su lista son otros deseos como 1. Continuar coartando la libertad de expresión y manipulando la comunicación para perpetuar su relato único a la hora de explicar al país la situación que viviremos en el 2016 2.Tramitar nuevamente las leyes de herencia y plusvalía 3. Preparar su salida en el 2017 con el país en quema para así regresar en el 2021 a cumplir su sueño: gobernar de manera indefinida. Curioso que esta lista contraste tan radicalmente con la de nuestro primer analizado. ¿Siente usted que esta suerte de objetivos tiene en cuenta los suyos?