Ecuador. Viernes 2 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Retótica sabelotodo

La razón, la realidad, el derecho, la economía, la memoria ¿es que todo puede perecer ante su dictadura?

Publicidad

Diez años de régimen retórico y discursivo nos han legado una lección tan clara como aberrante: Sí, todo puede perecer ante la ignominia del discurso, de la retórica. Les propongo analizar algunos postulados, en especial, su proceso de degeneración al ingresar en la sala de maquillaje de la retórica:

“En el transcurso de esta semana, pese a que la ley no lo permite y pese a que han existido órdenes judiciales que disponían lo contrario, decenas de ciudadanos cubanos fueron deportados”

Miremos las fotos de los cubanos deportados, fueron trasladados a Cuba en un avión, bien sentados, con todas las seguridades, otra cosa es que cualquier persona de cualquier país pueda venir al Ecuador sin permisos ni visas, eso no es admisible. Ahora, los pseudo activistas de derechos humanos buscan mostrar a nuestro Gobierno como una entidad represora, que no vela por los derechos de los extranjeros. ¿Ustedes los han escuchado decir algo del Estado Palestino? ¿Han oído a estos defensores de derechos humanos criticar a Estados Unidos por su criminal política migratoria? ¿Alguna vez han escuchado que reconozcan que nuestro país recibe y acoge a miles de refugiados cada año? Esos que ahora fungen de activistas ¿dónde estaban en el feriado bancario cuando nuestros migrantes tuvieron que salir huyendo en balsas y a pie? Hay que tener la cara dura para decir que en Ecuador no se respetan los derechos de los migrantes.

“Un Ministerio ha usado 4 millones de dólares para realizar una serie de televisión”

Por favor, tenemos que modernizarnos y dejar esa concepción precaria del Estado parroquial y atrasado. Todo ahora se maneja por medios audiovisuales, somos un país próspero con un PIB de más de noventa mil millones de dólares, pregunten ustedes cuánto cuesta en Hollywood hacer un solo capítulo de una serie. Aquí nos han hecho creer que por ser ecuatorianos no podemos hacer nada, que somos incapaces, que no está bien que produzcamos nuestras propias series, con nuestros propios actores y ante esa mediocridad no claudicaremos. Pregunten a los banqueros o a los empresarios cuánto gastan en sus publicidades agringadas, pregunten cuánto gastan en sus cines en casa de lujo o en sus viajes a Disneylandia. Aquí vamos a entender que hay un Estado moderno, que cree en la capacidad de los ecuatorianos y que es ante todo digno y altivo y en esa medida puede producir cualquier cosa.

“Un funcionario con rango de ministro usa fondos públicos para incentivar el abrazo al árbol y la importancia de la siesta”

Quienes critican esos videos deberían primero preguntarse qué valores transmite la prensa, qué valores transmite la publicidad machista, ¿cuándo han visto ustedes en la televisión una propaganda que incentive el buen vivir? Lo que sí hay y en abundancia son propagandas que se enfocan sólo en el consumismo, quienes se quejan de los spots del buen vivir primero deberían quejarse de tanta basura que se pasa en la televisión comercial, esa sí inmoral y transmisora de antivalores. Claro, como esos spots se están pasando en los medios públicos y no en las televisoras privadas, donde está el negocio, ahí sí todo está mal. Veamos qué hubiera pasado si les dábamos a ellos el contrato. Y, lo más importante, veamos ahora sí ¿qué dicen los YASUNIDOS? Y los ecologistas porque deberían decir algo ante tanta infamia, deberían salir y defender la naturaleza, el árbol, la salud.

Si usted pensó que estos textos fueron transcritos de algún discurso, sabatina o conversatorio, está equivocado. Esta verborrea accidentada es solo producto de una divagante imaginación (¿?)

Publicidad