Ecuador. Viernes 30 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pacto por el empleo

Héctor Yépez Martínez
Guayaquil, Ecuador

Bajo el disfraz de “pacto ético”, Rafael Correa plantea una consulta popular para que los funcionarios públicos —incluyendo el próximo Presidente de la República— no tengan bienes en paraísos fiscales.

Suena bonito, pero algunas cosas no cuadran. Si el fin real es combatir la corrupción y la evasión, ¿por qué no fiscalizar hoy mismo, sin necesidad de consulta, a políticos con fortunas oscuras y empresarios que no pagan impuestos, si la ley ya sanciona tales abusos? ¿Para qué una consulta en 2017, si Alianza País puede hoy aprobar una norma que inmediatamente sacaría del cargo a autoridades actuales de Petroecuador o al Fiscal General, que tienen activos en paraísos fiscales? ¿O la supuesta ética es solo para el próximo gobierno, que ya dan por perdido?

Publicidad

Pongamos los pies en la tierra: con una economía que cayó 3% en un trimestre, donde 272.334 ecuatorianos perdieron su empleo adecuado en 2016 según el INEC, lo que necesitamos es un pacto para sumar inversión privada que genera 9 de cada 10 puestos de trabajo en el país. Un pacto para abrir el comercio al mundo y que nuestros agricultores, que sostienen las exportaciones, puedan vender y ganar más. Un pacto para que nuestros jóvenes estudien lo que quieran y puedan emprender con crédito e incentivos. Un pacto para que el Estado use el dinero público en inversión social eficaz y no en propaganda que jamás sale a la luz o en abrazadores profesionales de árboles.

El gran pacto que exige Ecuador no es la componenda electoral que trama el futuro ex presidente que se irá a Bélgica, sino la unidad de todos por el empleo, la libertad y la inclusión de los 16 millones de ecuatorianos que en 2017 seguiremos aquí, en nuestra patria.

@hectoryepezm

Publicidad