Ecuador. Viernes 24 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

¿Interrogaron o no a Tacla?

Eduardo Carmigniani
Guayaquil, Ecuador

Tuit del viernes 10 de febrero, enviado desde la cuenta de la Fiscalía General del Estado: “El lunes 13 de febrero, la Fiscalía de España tomará la versión del abogado brasileño Rodrigo Tacla Durán en #CasoOdebrecht”.

Boletín de prensa del sábado 11 de febrero, de la propia Fiscalía: “Para este lunes 13 de febrero está previsto que la Fiscalía de España recepte la versión del abogado brasileño Rodrigo Tacla Durán… …en atención al pedido de Asistencia Penal de la Fiscalía ecuatoriana dentro de las investigaciones por el caso Odebrecht… …Tacla Durán sería quien sobornó a funcionarios en diferentes países para beneficiar a Odebrecht con contratos de obras. Este abogado se encuentra detenido en España, a pedido de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol, por sus siglas en inglés) por estar procesado en Brasil”.

Publicidad

Escribo estas líneas cuando en Madrid empieza la tarde del jueves 16 de febrero, y hasta este momento nuestra Fiscalía ha guardado misterioso silencio sobre los resultados de esa declaración. Ni un tuit, de esos que tanto publica, menos otro boletín. Nada de nada. Ni siquiera ha contado si en verdad llegó a receptarse el testimonio, información elemental a la que obviamente no alcanzaría aquello del secreto de las investigaciones. Supongo, pura lucubración mía, que estarán esperando que pasen las elecciones de este domingo para decirnos algo al respecto.

Me voy a anticipar, sin embargo, no por querer aguar ninguna fiesta, sino porque el asunto de la declaración de Tacla, y de su manejo por la Fiscalía, son de interés público: según informó la prensa brasileña el mismo 13 de febrero -día en que se esperaba tomar la esperada declaración- al susodicho ya se le había concedido en España libertad bajo fianza, bajo condición de entregar su pasaporte, no salir de ese país y comparecer semanalmente ante un juez.