Ecuador. Martes 27 de Junio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El CNE, sus números y la 2da vuelta

Carlos Arcos Cabrera
Quito, Ecuador

1. De acuerdo al CNE, el padrón electoral es de 12.826.928 de personas. El día 20 de febrero a las 21 horas se habían ingresado datos de 11.745.286 de electores, denominados por el CNE Electores Computados. Para completar el padrón faltaban ingresar 1.081.642 votos, es decir, un 8.43 por ciento del padrón total.


Publicidad

2. Para tener el número de personas que efectivamente sufragaron, a la cifra de Electores Computados (11.745.286) se debe restar aquellos que no se presentaron a las urnas que en la misma fecha y hora y que alcanzo a 2.122.960 empadronados, equivalente al 18.07 por ciento. Como resultado los sufragantes (personas que efectivamente votaron) alcanzaron la suma de 9.617.815 que incluye los votos nulos y blancos. Nulos y blancos representan el 9,64 por ciento.

3. ¿Cuántos votos efectivamente quedan por contar? Apliquemos el mismo porcentaje de ausentismo de 18.07 por ciento al padrón general de 12.826.928 de personas. Suponemos que 2.318.467 personas no se presentarán a las urnas. En consecuencia el padrón final estimado será de 10.508.461 potenciales votantes.

4. El día 20 de febrero a las 21 horas —como ya señalé— se habían contabilizado 9.617.815 votos (válidos, nulos y blancos). Si esta cifra se resta de las 10.508.461 personas del padrón depurado de ausentismo quedarían por contar únicamente 890.646 votos: apenas el 8.48 por ciento. ¿Se requiere tres días para procesar ese número de votos? Lo dudo.

5. De los votos que aún deben procesarse (890.646) se debe descontar los votos nulos y blancos, 9,64 por ciento. Estarían en disputa únicamente 804.712 votos potencialmente válidos. Estos votos sumados a los válidos ya contabilizados alcanzaría la suma de 9.494.546 votos. Es el valor estimado del total de votos válidos.

7. Avancemos un poco más y especulemos sobre el resultado final. Podemos suponer con fundamento que los votos potencialmente válidos que aún no se contabilizan (804.712) se distribuirán de la misma forma en que se han distribuido hasta la fecha los votos válidos contabilizados. Otra distribución de votos es casi imposible, excepto que se cometa fraude. En este punto no existen los milagros. Tendencias son tendencias. En este escenario es altamente improbable que Moreno alcance los votos que requiere para triunfar en la primera vuelta y que la segunda vuelta sea un hecho.

8. Hemos supuesto que dado el avanzado proceso de escrutinio, los 9.494.546 válidos votos se distribuyen con el mismo patrón del 20 de febrero a las 21 horas. En este caso Moreno tendría 3.709.238 de votos y no alcanzaría el 40% de los votos requeridos para ganar en la primera vuelta. Sin embargo, pueden existir variaciones del voto de + – 3%. Se configurarían dos escenarios una negativo y uno positivo. Inclusive en el escenario positivo en que los sufragios a favor de Moreno se incrementan en un 3% (margen de error amplio) no alcanzaría el 40% determinado por la Ley.