Ecuador. lunes 20 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“El Estado soy yo”

Ricardo Noboa
Guayaquil, Ecuador

“El Estado, a través de los medios de comunicación, garantizará de forma equitativa e igualitaria la promoción electoral que propicie el debate y la difusión de las propuestas programáticas de todas las candidaturas…..Se prohíbe el uso de los recursos y la infraestructura estatales, asi como la publicidad gubernamental en todos los niveles de gobierno, para la campaña electoral. Esto dice el art. 115 de la Constitución.

“Durante la campaña electoral se prohíbe la publicidad o propaganda de las instituciones del Estado”. Esto dice el art. 203 del Codigo de la Democracia. Y luego sigue: “Los medios de comunicación social se abstendrán de hacer promoción directa o indirecta que tienda a incidir a favor o en contra de determinado candidato”.


Publicidad

El art. 207 dice “durante el periodo de campaña electoral, todas las instituciones publicas están prohibidas de difundir publicidad a través de prensa escrita, radio, televisión y vallas publicitarias”.

El art. 3 del Codigo de Etica de la Contraloria dice: “La Contraloria …privilegia el servicio a los intereses de la ciudadanía en el control del buen uso de los recursos públicos….”.

He citado todos estos artículos a fin de que el lector conozca la cantidad de normas jurídicas que prohíben hacer lo que el actual gobierno esta haciendo actualmente, a cada rato y en cada medio de comunicación que se encuentra bajo su control. EcuaTV, TC Televisión y GamaTV violan todos los días y a cada hora la Constitución y todas las otras normas citadas al atacar día y noche la candidatura de Guillermo Lasso, negándole a Lasso los espacios que sí tiene Lenín Moreno, inventando o distorsionando hechos, entrevistando personajes afectos al régimen que ultrajan su candidatura y su persona con el único fin de afectar su imagen en la campaña mas sucia de que se tenga memoria.

Mención de honor en ello tiene la asambleísta Rossana Alvarado.

El gobierno ha puesto a disposición de la candidatura de Alianza Pais a todos los medios públicos, que, naturalmente, pertenecen a todos. En una ya obscena obsesión, el Presidente usa las sabatinas y cada declaración que puede para, violando la Constitución, hacer campaña abierta a través de los canales incautados. Los hermanos Alvarado, que es público y notorio que manejan la propaganda oficial han diseñado un esquema a través de los medios estatales y las redes sociales mediante el cual Lasso es culpable del feriado bancario y de haberse enriquecido luego de él, de haber montado un entramado de empresas off shore, de evadir impuestos y de cuanta conducta ilícita pudiere existir.

Y si llegare a ser Presidente eliminará la gratuidad de la educación, de la salud, terminará con el bono, con el subsidio al gas y con el 14vo sueldo. Han creado hasta una pagina web llena de calumnias y estiércol. Parece increíble que esta persona haya podido desarrollar sus actividades empresariales durante los últimos diez años con la venia de la Superintendencia de Bancos y de todos los organismos estatales de este gobierno, que han autorizado sus negocios sin decir pío al respecto.

Esa es la prueba mas evidente de la mentira. Pero ¿quién responderá por este abuso de recursos públicos? ¿Quién responderá de tanta calumnia? Pues alguien tendrá que hacerlo. Cuando pase la tormenta electoral habrá que sentarse a pensar, reflexionar y actuar, pues tanta infracción no puede quedar impune.

Cuando Luis XIV trasladó la corte a Versalles los archivos se quedaron en Paris. Pidió que los trasladen y uno de sus ministros le dijo: “Están en la capital, que es donde deben estar los documentos del Estado”. “El Estado soy yo”, le respondió. Pero eso fue hace 400 años. Por más que algunos utilicen al Estado y a sus recursos como si fueran propios, algún dia terminarán los abusos. Algun dia.