Ecuador. domingo 22 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Más acción y menos palabras

Maríasol Pons
Guayaquil, Ecuador

Estamos a nada de definir los próximos 10 o 20 años de nuestro país.

;aríasol Pons

La reelección indefinida se activa a partir de las próximas elecciones del 2021. Si Alianza País no quiere dejar el poder ahora, después de diez años, peor lo querrán más adelante. Es el momento de escoger la vía democrática versus el Castrismo cubano. Ya no es ni siquiera de comparar con Venezuela.


Publicidad

La campaña sucia es la muestra de que el gobierno utiliza todo lo que tiene a su alcance con tal de mantenerse en el poder. No podemos dejarnos llevar por el cinismo de pensar que con Lenín Moreno las cosas van a cambiar porque aparenta tener otro estilo de liderazgo. Su equipo, las herramientas y el proceder es el mismo.

Los invito a poner al mundo en MUDO; no escuchemos y observemos. Las acciones hablan más de las personas que sus palabras. Esto no es ninguna novedad, sin embargo, es una realidad que a veces olvidamos. Nuestros actos hablan por nosotros y se apoderan del mensaje. En ese sentido, el mensaje del correismo es claro: Seremos más de lo mismo y quizás peor porque hemos probado que somos capaces de muchas cosas inimaginables. Lamentablemente para mal y no para bien. La renuencia de Moreno a debatir con Lasso dice mucho de él.

No haré un recuento de todos los hechos que prueban la toxicidad del correismo y del entorno actual pues quien lee este artículo lo vive en carne propia. La economía está estancada y paralizada frente al resultado del 2 de abril. Para el ciudadano común, la vida es cada vez más cara y los ingresos son cada vez menores. Priman el miedo y la incertidumbre, el gobierno pretende intimidar a quienes creemos todavía en rescatar una escala de valores que hoy ha sido distorsionada en un discurso falaz y manipulador.

Miremos alrededor nuestro, no para juzgar, sino para entender quién dice y hace qué. Unámonos por un cambio hacia la democracia y la reactivación sostenible del aparato productivo, sin endeudamiento irresponsable. No importa de qué partido, de qué provincia ni de qué barrio, este es un momento crucial para unirnos en valores y transmitir aquello en la comunicación ciudadana. Tenemos un presidente que lleva 10 años, sábado a sábado, desuniendo a la población, haciéndonos creer que tenemos que rechazarnos por ser representativos de diferentes segmentos de la población. Hablemos entre nosotros, expliquemos los hechos a quien los desconoce. Se trata de rescatar el futuro de nuestro país en nuestro presente.

Guillermo Lasso es el cambio. Cada ecuatoriano pregúntese si usted le enseñara a sus hijos a rechazarse porque el uno salió con pecas y otro salió zambo. Pregúntese si usted quiere que sus hijos escojan la carrera o que se las impongan. Pregúntese si usted quiere una familia unida que respeta la individualidad o prefiere una que se acusa y rompe ante la particularidad de sus miembros. Piense como cabeza de familia. Ese es el Ecuador en micro, apliquemos los mismos valores a lo macro.

La campaña sucia tergiversa y activa el miedo. Es el momento del cambio, el 2 de abril tenemos una oportunidad crucial en definirnos como país y sociedad. Debemos votar por el cambio y estar vigilantes del proceso electoral. Recuerde que sus acciones hablan más que sus palabras.