Ecuador. martes 26 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cárcel para los honestos, impunidad para los corruptos

Osvaldo Hurtado Larrea
Quito, Ecuador

Por los medios de comunicación y fiscales extranjeros, los ecuatorianos nos enteramos que funcionarios públicos, durante la administración de Correa, habían recibido de la compañía Odebrecht sobornos por 33 millones de dólares.

Gracias al investigador Fernando Villavicencio y al portal FOCUS supimos, que el contrato para la modernización de la Refinería de Esmeraldas, firmado por un valor de 18O millones de dólares, termino valiendo más de 2.000 millones. De este aumento desmedido de precio, se valieron funcionarios de Petroecuador para cobrar jugosas coimas.


Publicidad

Por una confesión rendida ante un detector de mentiras por Carlos Pareja, ex ministro de Correa, conocimos que habría entregado personalmente al contralor Pólit, “dinero de los contratistas” de la Refinería de Esmeraldas.

En vista de estos antecedentes me pregunto:

Cómo un contralor que no impidió que se cometieran los dos primeros actos de corrupción y supuestamente participó en el tercero, se ha atrevido a enjuiciar penalmente a tres virtuosos y preclaros ciudadanos: Isabel Robalino, Julio César Trujillo y Simon Espinosa?

Ellos más bien merecerían un reconocimiento público, porque luego de por más de medio siglo haber servido pulcramente al Ecuador intentaron, desde la sociedad civil, perseguir la corrupción que al menos en los tres casos citados no investigó ni denunció el contralor Pólit?

  • Osvaldo Hurtado Larrea ha sido Presidente de la República, entre 1981 y 1984. Antes fue Vicepresidente de la República, entre 1979 y 1981.