Ecuador. Viernes 21 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Juicio al ministro “consultor”

Eduardo Carmigniani
Guayaquil, Ecuador

Quitada del camino la paja con que se quiso tapar que el exministro del régimen Correa, Alecksey Mosquera, recibió de Odebrecht un millón de dólares cuando ejercía el cargo, quedó por los suelos la encubridora tesis del “acuerdo entre privados”.

Por eso, el proceso penal que se le sigue pasó a la Corte Nacional de Justicia, por el fuero de los ministros por infracciones cometidas durante sus funciones.


Publicidad

En ese proceso, el juez nacional que lo sustancia recordó a la Fiscalía que en “…la audiencia de formulación de cargos… …se concedió el plazo de noventa días para la instrucción fiscal, periodo que vence el 21 de julio de 2017”. A partir de esta fecha se debía realizar la audiencia en la que la Fiscalía debía acusar, o no, a Alecksey Mosquera, bien entendido que hasta su abogado ha reconocido que el milloncejo aquel lo recibió siendo ministro, más allá, claro está, del simplón argumento de que no fue coima sino pago por “consultoría”.

Todo apuntaba, pues, a que muy próximamente habría la primera sentencia por el caso Odebrecht. Pero esta semana la Fiscalía pidió incluir, en ese mismo proceso, a dos personas más, Antonio Gustavo Mosquera Salcedo y Santiago Andrés Játiva Ordóñez, y el juez del caso, atendiendo ese pedido, convocó para el próximo 19 de julio a la audiencia en que se les formulará cargos. No se conoce aún los motivos. Pero eso retarda la sentencia contra el exministro.

Mosquera Salcedo y Játiva Ordóñez son accionistas únicos de Truenergy S. A., de la que Alecksey Mosquera es gerente general. Játiva fue también gerente de proyectos especiales de vialidad de la EPMMOP, en la época en que la gerenciaba Germánico Pinto, también exministro de Correa. La EPMMOP es la empresa que en el Municipio de Quito se encarga de los temas de obras públicas y vialidad, y que manejó la contratación de la Ruta Viva.

Ya veremos, pues, si es más sobre el mismo millón, o si hay otras coimas, por otras causas, aún no reveladas. Esto último nada tendría que ver con el proceso contra el exministro Mosquera. El retardo de la sentencia sería totalmente injustificado.