Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Conferencia Magistral y Estado de Propaganda

Darío Cervantes Padilla
Ginebra, Suiza

Mucho o demasiado se ha publicitado la figura de “Conferencia Magistral” de parte del régimen correísta para dorar la imagen pública de su caudillo.

Parece que algunas de estas no necesariamente han sido ni conferencias ni magistrales stricto sensu. Aclaremos este contexto sobre la base de algunos fundamentos pertinentes a lo académico y magistral.


Publicidad

Una “Conferencia Académica” es disertada por científicos investigadores en ciencias experimentales, humanas/sociales. Es decir, se trata de un Symposium donde expertos presentan y discuten su trabajo metodológicamente investigado. Este tipo de conferencias constituyen redes de intercambio de información científica entre investigadores. Se desarrolla en forma de presentación documentada seguida de un debate con el auditorio. Generalmente la conferencia académica es objeto de publicación, y complementada con mesas redondas, talleres, paneles.

La “conferencia magistral” debe ser presentada por un profesional o maestro experimentado en el tema, es una exposición oral temática hecha en público. Magistral no se refiere a la calidad científica de la conferencia, sino a la popularidad profesional del exponente en la materia o arte que presenta. La disertación sigue una metodología rigurosa: Introducción-definición del tema, explicación de la problemática, análisis del problema y conclusiones. Generalmente son organizadas por asociaciones de investigación científica nacionales, regionales o internacionales, universidades, institutos.

En este sentido las presentaciones de Rafael Correa desde que fue presidente, pudiendo varias de ellas haber sido magistrales, resultaron un fiasco desde un prisma académico. Siempre trató de temas para él desconocidos, preparados por sus asesores. Aparentemente, según la publicidad o estado de propaganda de su régimen, las “Conferencias  Magistrales” en el extranjero eran legítimas, cuando en realidad solo explotaban su imagen de presidente y la ingenuidad de la gente, pues nunca tuvieron ningún control editorial, nunca presentó ningún abstracto de sus presentaciones, eran y siguen siendo seudo académicas. El ahora ex presidente, con el peso del desprestigio encima por la crisis exponencial, corrupción rampante, desgobierno y violencia en que dejó al país, pretende reconstruir su imagen con conferencias fraudulentas.

Efectivamente, el nombre de Rafael Correa no figura en ninguna de las conferencias programadas para el resto del 2017, y al menos hasta marzo del 2018 en ninguno de los centros académicos europeos, ni siquiera en Bélgica. Pues quienes han organizado sus charlas, más parecidas a sabatinas que a disertaciones magistrales, han sido asociaciones de dudosa actividad, generalmente comprometidas con las finanzas y las ideas del izquierdismo oportunista, populista-bolivariano. Se trata de ONGs políticamente tendenciosas financiadas en Europa por Venezuela, Nicaragüa, Ecuador, Bolivia. Son estas ONGs quienes alquilan locales universitarios para publicitar las sabatinas magistrales y a quienes las presentan. Funcionan como centros estratégicos de propaganda política realizando actividades coordinadas con los regímenes bolivarianos y extremistas localizados en diferentes países de Europa Occidental; Suiza, Francia, España, Italia.

Nada mejor que la historia factual para corroborar esta dinámica. La publicitada conferencia del 24.10.2014 de Correa en el Graduate Institute of International and Development Studies de Ginebra, fue organizada por una fundación ajena a la institución que alquiló una de las salas para el evento al que llegó 20 minutos tarde porque “había ido a conocer” el Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN), en el archivo digital de eventos o conferencias el nombre de correa no aparece. Eso significa simplemente que no fue invitado ni patrocinado por el IHEID. Fue la asociación Diplomatic Club of Geneva quien consiguió que la conferencia se presente en el IHEID, pero quien financió fue la Misión Permanente de Ecuador ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) con sede justamente en Ginebra.

La reciente intervención de Correa en Marseille, Francia, corrobora el estado de manipulación de la figura “conferencia magistral”. Amphis d’été es el nombre de la asociación que invitó a Correa a una conferencia en esa ciudad mediterránea y no fue un evento exclusivo para él. Se trató de una jornada de eventos del 24 al 27 de agosto organizada con varios activistas de izquierda, hasta Guillaume Long dio una charla el 26 de agosto. No se trataba de una conferencia magistral ni mucho menos académica sino de un simple conversatorio izquierdista populista siguiendo la inercia de las conocidas sabatinas. Pues la asociación es una ONG comunista, el evento tuvo como estrella a Jean-Luc Mélenchon ex candidato presidencial de la extrema izquierda francesa.

Con fecha 24 de julio del 2017, aparentemente la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá invitó a correa a presentar una conferencia el 22 septiembre 2017 por su sesquicentenario de fundación. En el evento tuvo mucho que ver el Instituto de Pensamiento Político Eloy Alfaro (IPPE) creado por Alianza País. De cualquier forma, la Universidad en mención es famosa por sus vínculos con personajes de izquierda extremista.

Se sabe, por ejemplo, que quien puso la bomba en el centro comercial andino el 17 de junio 2017 en Bogotá, fue el nuevo grupo Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP), cuyos miembros salieron de esta universidad entrenados por el ELN. El mismo ELN fue formado en La Habana en los años 60 por algunos estudiantes de esta universidad.

La conocida terrorista Piedad Cárdoba dio “conferencias magistrales” aquí, lo que provocó el envío a Washington de un cable diplomático de la embajada de EEUU, advirtiendo la infiltración de las FARC y ELN en la universidad pública para reclutar estudiantes. En el 2010, 50 miembros del ELN se paseaban haciendo propaganda guerrillera a plena luz del día, uniformados y armados.

Esta lógica indica que las organizaciones, asociaciones, institutos etc., han sido creados para activar el “estado de propaganda” de la izquierda populista. Su función es construir conexiones con algunos centros académicos para diseminar su ideología. Uno de esos instrumentos constituye justamente el IPPE, cuya finalidad es “canalizar las participaciones internacionales de Correa”, uniéndose así a una red continental con el Instituto Patria, Lula, y José Martí; donde la mejor arma para sus objetivos es la manipulación infame de la figura de “Conferencia Magistral”.

 

 

 

 

 

 

REFERENCIA PROFESIONAL

 

Darío Cervantes Padilla. Jurista-Politólogo. Consultor en Cooperación Internacional, Seguridad y Derechos Humanos.