Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

En el Consejo de Participación se quiere menos participación

El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) está por cambiar las reglas del juego en los procesos de selección de autoridades que tiene a su cargo, pero no quiere saber nada de revisar lo actuado en el trámite en marcha para nombramiento del Fiscal. Así lo demostró en su sesión de ayer: recibió a una comisión del Foro de Mujeres que propone cambiar el mapa de los candidatos para la Fiscalía; se negó a escuchar a los veedores que querían impugnar el proceso, y empezó a discutir una serie de cambios de última hora en los reglamentos del concurso para el Consejo Nacional Electoral y la Defensoría Pública.


Publicidad

Este último punto fue el más polémico, según la reseña hecha por Diario Expreso. Se trata de una propuesta presentada la tarde del martes por el vicepresidente de la Comisión, Fernando Cedeño, en la cual se despoja al pleno de la Cpccs de su atribución de organizar los procesos de selección y de conformar equipos técnicos para apoyar esos procesos. En su lugar, se encargarán de esas tareas las comisiones de selección (como aquella polémica que ha tenido a su cargo la elección del Fiscal). El proyecto dispone, además, guardar absoluta reserva sobre toda información relacionada con los procesos.

Según los consejeros David Rosero y Andrea Rivera, la propuesta atenta contra el principio de transparencia y les impide vigilar los procesos. Ellos pidieron que se elimine este punto del orden del día. Cuando se tomó votación, ocurrió lo de siempre: Rosero y Rivera quedaron solos, Luis Pachala se abstuvo y los cuatro restantes votaron en contra. La propuesta pasó el primer debate y puede ser aprobada en la próxima sesión. El nuevo reglamento regiría sobre el concurso para designación de miembros del Consejo Electoral, que arrancará dentro de once días.

Mientras tanto, la coordinadora de la veeduría del concurso para Fiscal, Karina Guerrero, esperaba para ser recibida por el pleno. Su intención era impugnar el proceso por “incumplimientos técnicos y violaciones reglamentarias”. “Solo es cuestión de recibirles y escucharles”, argumentó Luis Pachala. En principio, la presidenta Marcela Miranda estuvo de acuerdo: “nada cuesta escuchar”, dijo riendo. Pero en la votación, el bloque de cuatro volvió a funcionar y el pleno, con Miranda a la cabeza, decidió no escuchar a la veedora.

Sí se recibió, en cambio, a una comisión del Foro Permanente de Mujeres. Su representante, Liliana Durán, pidió que los principios de alternabilidad y equidad de sexos se apliquen no solo en los nombramientos de cuerpos colegiados, sino en los de autoridades unipersonales. En la elección de Fiscal, por ejemplo. Según esto, de ser impugnado el candidato con mejor puntaje, que en este caso es un hombre, el siguiente nombre a ser considerado sería el de la mujer mejor calificada, sin importar su ubicación en la lista general. “No sé quién es, no la conozco”, dijo Durán a quien quisiera creerle.