Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Comisión definirá qué es un mensaje discriminatorio

La discriminación era el único tema que constaba en la agenda de ayer de la Comisión de Comunicación. Pero no se trataba de cualquier discriminación, sino de la que se encuentra en los mensajes de los medios. Aquella, precisamente, que más cuesta definir a los asambleístas, según reseña Diario Expreso.


Publicidad

Necesitaban ayuda y Rommel Jurado, asesor de la Comisión, elaboró un documento sobre las leyes que regulan la discriminación racial, sexual, etc.

César Montúfar (Concertación Nacional Democrática) fue el primero en intervenir: pidió que la definición se haga en función de lo que dice la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pero para su sorpresa, en la mesa directiva no disponían de ese documento. Así que él mismo tuvo que dirigirse a la Secretaría de la Comisión de Comunicación para entregar el texto.

Ese gesto le ganó miradas de reproche de Mauro Andino (PAIS), titular del organismo. Y encima, sus argumentos fueron replicados por María Augusta Calle, también del oficialismo. Ella, en cambio, pidió tomar en cuenta las observaciones del Consejo de la Niñez. Allí se rechazan, por ejemplo, los mensajes que de forma implícita o explícita atenten contra la diversidad intercultural.

Pero esto no gustó ni a Montúfar ni a Paco Moncayo (Alianza Libertad). El primero dijo que la futura Ley de Comunicación solo debería regular “la incitación a la violencia”. Moncayo advirtió sobre el riesgo que implicaría dejar esa definición en manos del futuro Consejo de Regulación de Contenidos.

Y mientras ese debate era profundizado, Marco Murillo (Alianza Libertad) dijo que comenzaba a sentirse discriminado por no ser integrante de la Comisión: había pedido que le den la palabra pero, mientras sus colegas emitían discursos, él seguía esperando…

En ese momento, la Comisión llevaba reunida una hora y media. Entonces entró Cynthia Viteri (Madera de Guerrero), quien no tenía puesto en la mesa. Su sitio lo ocupaba la alterna de Montúfar, Diana Barragán, quien dejó el asiento y de pie siguió el debate.

El turno correspondió a Betty Carrillo (PAIS). Ella pidió que se analicen las franjas horarias que debieran establecerse en radio y televisión según los contenidos de los programas. Y si esto no se cumple, dijo, debería haber sanciones.

Andino abonó en esa dirección: De no ser así, dijo, la ley sería “un saludo a la bandera”. Moncayo rechazó el comentario ya que “discriminaba a la bandera”, dijo sonriendo Murillo. Al final, la oposición y PAIS se discriminaron: por separado dieron una rueda de prensa. La oposición, para pedir la presencia en los debates de Catalina Botero, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Los oficialistas, para apoyar esa iniciativa