Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU: Correa espera nombrar embajador en poco tiempo

El presidente Rafael Correa, aseguró que espera que en los próximos meses vuelva haber un embajador estadounidense en Quito y un embajador ecuatoriano en Washington.


Publicidad

“Las relaciones (con Estados Unidos) están casi normales, porque nos faltan los embajadores, pero yo diría que eso es un proceso que toma algunos meses, pero se dará en los próximos meses”, manifestó Correa en una rueda de prensa, la tarde del martes en Guayaquil.

La relación entre ambos países se deterioró a principios de abril, cuando salió un cable de WikiLeaks, atribuido a la entonces embajadora estadounidense en Quito, Heather Hodges, que decía que existía un alto grado de corrupción en la Policía ecuatoriana y que funcionarios de la Embajada creían que Correa había puesto a un agente corrupto como director de este cuerpo para manipularlo.

Ecuador declaró a Hodges “persona non grata” y abandonó el país el 12 de abril, mientras que el Gobierno estadounidense hizo lo propio con el entonces embajador ecuatoriano, Luis Gallegos, quien arribó a Quito el día 15 de ese mes.

Correa manifestó hoy que “nunca” hubo “un distanciamiento con Estados Unidos”, pero sí “un impasse” entre las dos naciones por “la falta de profesionalismo y la falta de afecto hacia el país” de Hodges, quien, a juicio del mandatario, “todavía tiene los esquemas de la Guerra Fría de los años 60, de que si nosotros somos amigos de Cuba entonces hemos de ser enemigos de Estados Unidos”.

Aún así, Correa dijo que las relaciones con el país norteamericano “siguen excelentemente bien” e incluso las exportaciones hacia Estados Unidos “han subido en los primeros meses del año”.

La expulsión de los embajadores ha dificultado, según los empresarios ecuatorianos, la renovación de los beneficios arancelarios que Washington otorgaba a Ecuador y que el Congreso no renovó en febrero.

Por su parte, Correa recordó hoy que el programa venció antes del problema diplomático.  EFE