Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa preside un gabinete ampliado


Publicidad

Marcelo Solórzano, de los trabajadores eléctricos.

El representante de la Red de Trabajadores Eléctricos del Ecuador, Marcelo Solórzano, anunció este jueves, que tras la proclamación oficial de los resultados de la Consulta Popular, las organizaciones sociales están pendientes de que se dé cumplimiento al Mandato Popular. Solórzano participó hoy del gabinete ampliado que se celebró en el Palacio de Gobierno con la dirección del Presidente Rafael Correa.

“Nosotros vamos a exigir que se respete la voluntad popular. Si es que eso demanda movilización de las organizaciones sociales así lo haremos, pero aspiramos que la Asamblea Nacional, en un acto de consecuencia con el pueblo ecuatoriano, permita la designación del delegado al Consejo de la Judicatura Transitorio y se pueda finalizar con ese proceso”, manifestó Solórzano frente a un posible bloqueo por parte de los partidos de oposición en la Asamblea Nacional, en el proceso de designación del delegado del Legislativo para el organismo de transición.

El gabinete ampliado, con representantes de 21 organizaciones y movimientos sociales, se reunió casi al mismo tiemo que en la Asamblea Nacional la oposición anunciara una nueva mayoría.

Estas organizaciones y movimientos dijeron que han resuelto participar “directamente” en el proceso de transformación de las estructuras del Estado que lleva adelante el Gobierno para construir las políticas públicas del proyecto de la Revolución Ciudadana.

Al comentar lo anterior, la ministra Coordinadora de la Política, Doris Soliz, informó que el Mandatario, con sus ministros y colaboradores, realizará gabinetes trimestrales con esas agrupaciones, la primera de las cuales tiene lugar hoy.

Los dirigentes sociales plantean también sus criterios sobre las políticas laborales y de sectores estratégicos; políticas públicas dirigidas al pueblo afro-ecuatoriano; culturales, ambientales y patrimoniales; y dirigidas a la juventud.

“Para el Gobierno poder debatir la gestión de los Ministerios con las organizaciones es un instrumento fundamental de cualificación de la política pública”, comentó Solís.

De esta forma, precisó, “podremos mirar desde las organizaciones cómo se percibe lo que hacemos como Gobierno y así mejorar estas acciones”.

Las organizaciones sociales representan a colectivos de indígenas, campesinos, montubios, mujeres, estudiantes, maestros, sector eléctrico, sindicatos, taxistas, federaciones barriales y jóvenes. “Somos organizaciones que hemos encontrado una apertura del Gobierno para ser actores directos de este proyecto político de cambio”, manifestó el vocero de estas agrupaciones sociales, Marcelo Solórzano.