Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fallecidos por consumir alcohol adulterado ascienden a 45

El Ministerio de Salud informó este miércoles que ascendió a 45 el número de muertos por la ingesta de alcohol adulterado en Ecuador, donde se han registrado 161 personas intoxicadas con el producto.


Publicidad

Un reporte del Ministerio da cuenta de que hasta ayer se atendió “a 354 personas, de las cuales 161 son casos confirmados de intoxicación por metanol y las otras están aún en etapa de investigación”.

“Los fallecidos son 45 casos confirmados”, apunta el comunicado del Ministerio, que señala que los diez decesos más recientes ocurrieron en las provincias de Tungurahua y Azuay.

Ayer, el ministro de Salud Pública encargado, Nicolás Jara, confirmó que eran 35 las víctimas mortales.

Desde el pasado 14 de julio empezaron a registrarse muertes a causa del alcohol adulterado, cuyo principal foco fue la provincia de Los Ríos, en la que fallecieron 20 personas por esta causa y poco a poco se extendió por varias provincias.

Además de estos, hay once decesos en la provincia de Tungurahua, diez en Azuay, dos en Guayas, uno en Pichincha y otro en Manabí.

Se han confirmado intoxicaciones en nueve de las 24 provincias del país, en tanto que se analizan casos sospechosos en 15 provincias.

Según las investigaciones sobre la fuente probable de contaminación, en Los Ríos los casos estuvieron asociados al consumo de alcohol de producción artesanal que se encontraba almacenado en tanques de 50 galones en una bodega clandestina, y que se distribuía en pequeños negocios informales.

En cambio, en Tungurahua “los primeros casos estuvieron asociados al consumo de un aguardiente de bajo grado alcohólico saborizado con frutas, que era comercializado como vino de fresa con la marca ‘tentador’, y estaba envasado en cajas de cartón con registro sanitario falsificado”, señala el Ministerio.

Añade que a partir del 4 de agosto “se observó un nuevo incremento de casos en Napo relacionado con la ingesta de un licor comercializado con el nombre de ‘vino san francisco el de la tapita'”.

Los análisis determinaron la presencia de alcohol metílico, tanto en muestras biológicas de pacientes como en muestras de los productos incautados, explica.

Esta sustancia, cuando es ingerida, produce metabolitos como el ácido fórmico y formaldehido, extremadamente tóxicos, cuyos daños llevan, entre otros, a la ceguera e incluso a la muerte, apunta el Ministerio. EFE