Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Unión Interparlamentaria presentará conclusiones de su Asamblea en Quito

La Unión Interparlamentaria (UIP), que desde el viernes pasado celebra su 128 Asamblea en Quito, anunciará este miércoles las conclusiones de seis días de debates sobre múltiples asuntos como el desarrollo, la violencia, los derechos humanos y la democracia.


Publicidad

Con más de 1.200 delegados de todo el mundo, la Asamblea de la UIP efectuará hoy una reunión de su Consejo Directivo, donde se revisarán informes y también habrá un último taller con el tema “Hacia una nueva visión para el desarrollo: ¿Qué lugar ocupa la gobernanza?”, informaron los organizadores.

Pasado el mediodía se tiene prevista la presentación de informes de distintos comités del organismo ante el pleno de la Asamblea y seguidamente la sesión de clausura.

Luego de ello se celebrarán dos conferencias de prensa, la primera del Comité de Derechos Humanos de los Parlamentarios y luego la que informará sobre las conclusiones adoptadas por la Asamblea.

El presidente de la UIP, el marroquí Abelwahad Radi, y el presidente de la 128 Asamblea, el ecuatoriano Fernando Cordero, serán los encargados de informar ala prensa sobre las conclusiones.

El tema del “Buen vivir”, presentado por Ecuador como anfitrión, es uno de los que acaparó el debate en la jornada de hoy, como parte de la discusión de un nuevo modelo de desarrollo que cambie la concepción de un “crecimiento sin fin” a “un crecimiento con fines”.

La delegación de Marruecos, según un informe de la unidad de comunicación de la Asamblea, señaló que sería importante crear un “mecanismo basado en el principio de la gobernanza democrática” para dar seguimiento y acompañamiento a los objetivos de cada país.

De su lado, España consideró que el objetivo último de las políticas de desarrollo debe ser la protección de la dignidad de las personas, lo que implicaría actuar decididamente contra la pobreza y por los derechos a una vida digna, a la educación, vivienda y atención a las personas con mayor riesgo de exclusión social.

Según la delegación parlamentaria española, un nuevo modelo debería también propiciar el crecimiento económico, cuidar el medio ambiente, perseguir la explotación laboral, apoyar la lucha de las mujeres por la igualdad, combatir el lavado de dinero ilegal y abolir la pena de muerte “para lograr un mundo mejor”.

La delegación de Letonia, por su parte, advirtió de que el actual modelo económico no ha podido superar problemas como el incremento del desempleo y la reducción de los ingresos de varios países, amenazados también por el estancamiento y la recesión que implican algunas políticas de recortes.

Según la delegación letona, la clase media es el esqueleto de la sociedad actual, porque concentra las pequeñas y medianas empresas y genera empleo, aunque resulta ser una de las más afectadas por las crisis.

La delegación de China, por su parte, llamó a mantener un compromiso con “la justicia, la apertura y la inclusión”, mientras que el grupo parlamentario de Alemania explicó que en su país se ha creado una comisión encargada de analizar el crecimiento, la prosperidad y la calidad de vida de sus compatriotas.

También la delegación alemana puso énfasis en que un nuevo modelo de desarrollo debe evitar el saqueo de los recursos naturales.

Aunque el debate central ha girado en torno a la propuesta del “Buen vivir”, las conclusiones de la 128 Asamblea también abordarán los temas sobre violencia de género, protección infantil, lucha contra el crimen organizado, situación de los refugiados, conflictos bélicos y la paz mundial, entre otros. EFE