Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

CIDH pide a Venezuela que investigue muertes por violencia postelectoral

Simpatizantes de la oposición y estudiantes chocan contra soldados de la Guardia Nacional y policías antidisturbios que lanzan gases lacrimógenos contra una protesta en una autopista del barrio de Altamira, Caracas, Venezuela, el lunes 15 de abril del 2013. Las tropas de la Guardia Nacional dispersaron a los que protestaban por los resultados de la elección presidencial especial del domingo, cuyos estrechos resultados a favor del oficialista Nicolás Maduro fueron rechazados por el candidato opositor Henrique Capriles, quien demandó un conteo de todos los votos. (AP Foto/Ramon Espinosa)

WASHINGTON (AP) — La Comisión Interamericana de Derechos Humanos instó este viernes al Estado venezolano a investigar a fondo las muertes y hechos de violencia ocurridos tras las elecciones presidenciales del 14 de abril y a adoptar medidas urgentes para garantizar los derechos a la vida, la integridad personal, políticos, de reunión, de asociación y libertad de expresión.


Publicidad

La CIDH expresó en un comunicado su “profunda preocupación” por la coyuntura política venezolana tras haber recibido información relacionada con muertes violentas, agresiones por razones políticas, ataques a sedes de instalaciones públicas y privadas, represión de manifestaciones públicas a través del uso excesivo y desproporcionado de la fuerza, arrestos presuntamente arbitrarios, prohibición de realizar manifestaciones públicas, amedrentamiento a funcionarios públicos con base en sus opiniones políticas y restricciones a la libertad de expresión.

El Estado debe sancionar a las personas que resulten responsables de estos hechos, lo cual debe ser determinado mediante la conducción de juicios con todas las garantías del debido proceso, por un juez o tribunal competente, independiente e imparcial“, dijo la comisión.

El candidato oficialista Nicolás Maduro logró la victoria en las elecciones presidenciales de abril con 7,5 millones de votos, superando por un estrecho margen de 224.739 sufragios al opositor Henrique Capriles.

La ajustada diferencia generó cuestionamientos de la oposición, que se ha negado hasta ahora a reconocer la victoria del oficialista alegando que en el proceso electoral se cometieron irregularidades e impugnó la semana pasada todo el proceso electoral ante el Tribunal Supremo por supuestos “vicios”, exigiendo la repetición de la consulta.

Tras las elecciones presidenciales se registraron protestas callejeras en Caracas y otras ciudades del interior del país. El gobierno y las autoridades judiciales sostienen que durante esos días fallecieron nueve personas y 78 resultaron heridas y que las víctimas eran partidarias del candidato oficialista que fueron atacadas por grupos afectos a la oposición.

Pero la CIDH informó que según la información brindada por organizaciones de la sociedad civil, las muertes ascienden a 13 y “habrían sido consecuencia del presunto uso excesivo y desproporcionado de la fuerza por parte de la Guardia Nacional, así como detenciones presuntamente arbitrarias a miembros de la oposición, hechos a los cuales el Estado no hizo referencia”.

La comisión también hizo referencia a las lesiones sufridas el 30 de abril por varios legisladores en el hemiciclo de la Asamblea Nacional después de que su presidente negara el derecho de palabra a los legisladores opositores que no reconocían públicamente la victoria de Maduro.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) cuyo mandato es promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal y no representan a sus países de origen o residencia.