Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Chavismo prohíbe investigar en la Asamblea el audio del escándalo

Asamblea General de Venezuela (Foto AP/Oficina de Prensa del Palacio de Miraflores)

Caracas, 21 may (EFE).- El parlamento venezolano retomó hoy sus sesiones ordinarias, suspendidas hace tres semanas tras una trifulca, y en esta misma jornada la bancada opositora recobró el derecho de palabra, retirado en abril por decisión de la directiva oficialista del Legislativo por no reconocer a Nicolás Maduro como presidente.


Publicidad

La Asamblea Nacional (AN-Parlamento) retomó este martes sus sesiones ordinarias, suspendidas el pasado 30 de abril cuando los diputados se fueron a las manos y 14 de ellos resultaron heridos, en un episodio del que se culpan mutuamente oficialistas y opositores.

En la sesión de hoy la oposición propuso que se incluyera en la discusión del día una moción de rechazo a la violencia dentro y fuera del parlamento y que se investigaran “profundamente” los “hechos sangrientos” del 30 de abril pasado en el Legislativo, pero la mayoría oficialista lo rechazó.

“La violencia debe ser condenada tanto dentro como fuera del hemiciclo (…) porque es el recurso que no tiene raciocinio, que no tiene mentalidad democrática”, dijo el diputado opositor William Dávila.

La diputada oficialista Tania Díaz respondió que el chavismo ya convino con la oposición, en unas reuniones celebradas en las últimas semanas, que “rechazan toda forma de violencia” y que es fundamental que “se respeten las normas” legislativas “para que no haya otra manifestación de violencia” en la Asamblea.

“Más allá de los hechos que ocurrieron aquí (en el parlamento), que rechazamos, no se pueden comparar con los 11 muertos que van después de los comicios” de abril pasado, añadió la diputada.

El Gobierno responsabiliza al líder opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles por esas muertes porque se registraron en medio de manifestaciones opositoras contra los resultados de los comicios del 14 de abril, de los que fue declarado ganador, por un estrecho margen, Nicolás Maduro.

Capriles, que no reconoce esos resultados electorales y los ha impugnado ante el Supremo, se ha deslindado de la violencia y ha responsabilizado al Gobierno por ella.

Los comicios del 14 de abril eran necesarios para elegir al presidente que culminaría el periodo 2013-2019, iniciado por el fallecido Hugo Chávez, y Maduro los ganó con un margen de apenas el 1,49 % de los votos frente a Capriles, que calificó el resultado de “fraude”.

La directiva parlamentaria oficialista, encabezada por el diputado Diosdado Cabello, retiró el 16 de abril el derecho de palabra a la oposición así como las presidencias y vicepresidencias de algunas comisiones legislativas, por no reconocer a Maduro como jefe del Estado.

La diputada Díaz citó este martes un artículo del reglamento que rige al Parlamento que establece que se puede retirar el derecho de palabra a los diputados “hasta por un mes” cuando perturban el desarrollo de las sesiones, algo en lo que, según la legisladora, incurrieron sus colegas opositores.

La oposición pidió también este martes que la AN investigara las tramas de supuesta corrupción y pugna política en el seno del Gobierno reveladas en una conversación telefónica, difundida el lunes, atribuida a un conocido comentarista chavista y un supuesto jefe de inteligencia cubano, lo que también fue rechazado por el oficialismo.

La supuesta conversación entre Mario Silva, conductor del programa nocturno La Hojilla, que transmite el canal estatal VTV, y Aramis Palacio, identificado como un alto jefe del G-2 cubano, es un “testimonio oral” que revela un Gobierno “severamente enfermo” e “investigarlo es una cosa que le interesa a toda la nación”, dijo el diputado opositor Andrés Velásquez.

Pero el diputado oficialista Andrés Méndez respondió que resulta “imposible” que el parlamento investigue “sobre un chisme” y acusó a la oposición de recurrir a un “bodrio” porque “nadie más le cree” su versión del fraude electoral.

En la grabación de casi una hora, la voz atribuida a Silva menciona desde una “conspiración” militar contra Maduro hasta una maquinaria corrupta supuestamente dirigida por el diputado oficialista Diosdado Cabello, actual presidente de la Asamblea Nacional (AN-Parlamento).

Silva afirmó ayer mismo que la grabación es un montaje del Mossad israelí y de la CIA estadounidense, pidió hoy ser investigado por la justicia venezolana y anunció que abandonada temporalmente el programa de opinión La Hojilla. EFE

Vídeos Relacionados

http://youtu.be/nl0AFX4LJcw

http://www.youtube.com/watch?v=TamuZj2Uz_Y