Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pegaso puede colisionar con restos de un cohete ruso, esta madrugada

La Agencia Civil Espacial Ecuatoriana (EXA) alertó hoy de una eventual colisión entre Pegaso, el primer satélite ecuatoriano lanzado al espacio en abril pasado, y restos de un cohete ruso.


Publicidad

“ALERTA: Posible colisión entre NEE-01 PEGASO y restos de cohete ruso”, apareció hoy en la cuenta de Twitter de la agencia espacial ecuatoriana.

El director de EXA, el cosmonauta ecuatoriano Ronnie Náder, publicó en su cuenta de twitter una notificación del “Joint Space Operations Center” sobre la posibilidad del suceso.

“Notificacion oficial de posible colisión entre PEGASO y restos de cohete ruso”, escribió Náder.

El director de EXA precisó a Efe que el cruce entre los restos del cohete ruso y el satélite ecuatoriano ocurrirá a las 00.38 horas de este jueves (05.38 GMT), a una altura de 630 kilómetros sobre un punto ubicado a unos 1.500 kilómetros al sureste de Madagascar.

Pegaso

Pegaso

Náder explicó que el cruce entre los dos objetos se ha calculado con un rango de entre 700 y 6 metros, esta última cifra muy pequeña y que explica el peligro de la colisión.

Además, precisó que “no es la primera vez que Pegaso se va a encontrar con estas cosas” porque hay “muchísima” basura en el espacio.

El cosmonauta ecuatoriano insistió en que se sabrá si hubo colisión sólo después de 48 horas del momento del cruce, aunque precisó que si no existiera el percance es posible que la estación de control en tierra Minotauro (situada cerca de la ciudad de Guayaquil) lo contacte cuando el pequeño satélite entre en el rango de cobertura y se logre enlazar su señal.

El problema es que “el próximo paso de Pegaso es muy acostado; es decir, está muy lejos”, y de hecho no se tenían previstas transmisiones de vídeo desde el satélite “ni hoy ni mañana”, precisó el cosmonauta.

Por estar muy inclinado respecto a la superficie, sólo se podía recibir “un minuto de vídeo”, aunque ahora ese tiempo “nos servirá para saber si Pegaso está bien o no”, añadió Náder.

El nanosatélite Pegaso, puesto en órbita el 26 de abril pasado y cuya señal de vídeo se capta desde el 16 de mayo, ha logrado enviar imágenes de zonas geográficas de Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

El satélite, durante el enlace y envío de imágenes, también transmite sonidos en código morse que estudiantes pueden decodificar gracias a programas establecidos para ello en el afán de EXA de despertar el interés por lo aeroespacial.

Pegaso, un pequeño cubo de 2,1 kilogramos de peso, fue al espacio a bordo de un cohete no tripulado LM2D, lanzado desde el centro espacial de Jiuquan, situado en la provincia china de Gansu.

En la elaboración del nanosatélite ecuatoriano, que tardó en construirse un año, y su gemelo, Krysaor, que se lanzará en agosto próximo desde Rusia y cuya elaboración tomó unos dos meses, EXA y varias empresas privadas invirtieron 80.000 dólares.

De su lado, el Estado ecuatoriano aportó unos 700.000 dólares para el lanzamiento, seguros, logística y pruebas de certificación de ambos satélites. EFE

* API/César Pasaca

Video relacionado

http://www.youtube.com/watch?v=5vlSb3-zq_g