Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Patiño celebra primer acuerdo entre Colombia y las FARC

Quito, 26 may (EFE).- El ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, consideró que es una “muy buena noticia” el acuerdo logrado hoy entre el Gobierno colombiano y las FARC sobre la cuestión agraria.


Publicidad

“Muy buena noticia que gobierno colombiano y FARC hayan superado el primer tema del diálogo de paz, el agrario”, escribió Patiño en su cuenta de Twitter.

Asimismo, el vicecanciller de Ecuador, Marco Albuja, apuntó el hecho como un “adelanto para la paz en América”.

“Adelanto para la paz en América, triunfa decisión d Presidente @JuanManSantos acuerdo agrario: Gobierno Colombia-FARC”, escribió en su cuenta de la misma red social.

El Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC dieron hoy un importante paso hacia la paz al lograr un acuerdo sobre el complejo tema de la tierra que conllevará “transformaciones radicales” en el campo colombiano si se pone fin al conflicto armado, se informó desde Cuba.

Tras seis meses y una semana de conversaciones en La Habana, los diálogos colombianos arrojaron su primer resultado concreto con un acuerdo anunciado en un acto formal en presencia de los negociadores de ambas partes, de representantes de Cuba y Noruega como países garantes del proceso y de Venezuela y Chile como Gobiernos acompañantes.

El acuerdo agrario, que afecta a una cuestión medular en el origen del conflicto armado colombiano, quiere dar solución al acceso y uso de la tierra con la creación de un “Fondo de Tierras para la paz”, junto a programas de desarrollo rural, impulso de las infraestructuras en el campo, estímulo a la producción agropecuaria o planes sociales de salud, educación o vivienda, entre otros.

Para los negociadores del presidente Santos, el acuerdo puede suponer un “cambio histórico” y “un renacimiento del campo”, y supera la “visión tradicional de una reforma agraria” para crear condiciones que cierren la brecha entre la Colombia rural y urbana.

Las FARC, por su parte, precisaron que aún existen “salvedades puntuales”, en aparente alusión a diferencias sobre algunas de sus tradicionales reivindicaciones en torno a los latifundios, la actividad minera o la actividad de empresas trasnacionales en el ámbito rural del país.

Con el acuerdo de este domingo, las partes cierran el debate sobre la tierra al concluir el noveno ciclo de sus conversaciones en Cuba. EFE