Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cabello implica a Posada Carriles y a Uribe en plan magnicida contra Maduro

Caracas, 31 jul (EFE).- El presidente del Parlamento venezolano, Diosdado Cabello, insistió hoy en que existe un plan para asesinar al jefe de Estado de su país, Nicolás Maduro, que es organizado por el anticastrista Luis Posada Carriles desde Miami y por el exgobernante colombiano Álvaro Uribe.


Publicidad

“Los planes para eliminar físicamente al compañero Nicolás Maduro están en marcha (…) eso viene desde Miami con conexiones en Colombia”, dijo Cabello a periodistas y señaló que en esos planes también lo tienen a él como blanco.

“¿Quién está detrás de esta operación? Posada Carriles, a nadie debe sorprenderle (…) ¿quién es el vínculo en Bogotá donde se han hecho más de tres reuniones? (…) el expresidente colombiano Uribe, ligado al narcotráfico, ligado al paramilitarismo en Colombia”, señaló.

Comentó además que para el cumplimiento del plan “se habla” de la incursión de más de 400 hombres a Venezuela que llegarían desde Colombia por el estado fronterizo de Zulia y que, además, los magnicidas, “tienen más de dos millones y medio de dólares recolectados para esta operación”.

El parlamentario aseguró, asimismo, que “ellos” tenían planes para actuar el 24 de julio pasado, día en el que Cabello también informó del descubrimiento de estos supuestos planes magnicidas y contra su persona.

“Esa operación cayó por algunas delaciones que hubo internas y por unas medidas que nosotros tomamos, se contrarrestó”, dijo Cabello que señaló que, no obstante, los supuestos magnicidas “siguen con sus planes”.

A principios de mayo pasado, Maduro acusó a Uribe de ser un “asesino” y de dirigir un plan para matarlo, y denunció que paramilitares estaban intentando entrar en su país con ese fin.

Antes de esa denuncia y en vísperas de las elecciones presidenciales de abril, Maduro había reiterado denuncias de planes de magnicidio, de supuestos mercenarios y paramilitares colombianos y salvadoreños y de diversos planes de golpe de Estado. EFE