Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cartes se entrevista con Rousseff y recibe el desplante de Ecuador y Bolivia

Asunción, 14 ago (EFE).- En vísperas de su jura como presidente de Paraguay, Horacio Cartes se reunió hoy con la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y con el Príncipe Felipe y recibió el desplante de última hora de Ecuador y Bolivia, que anunciaron su ausencia mañana en la ceremonia.


Publicidad

Aunque Ecuador había confirmado por escrito que su vicepresidente, Jorge Glass, estaría en la asunción y Bolivia que sería representada por su canciller, David Choquehuanca, ambas naciones comunicaron hoy su inasistencia, dijo a Efe el portavoz de la comisión de transmisión del mando presidencial, Federico González.

Bolivia no adujo razones, pero el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, sí dijo que su Gobierno decidió no enviar representantes a la investidura de Cartes porque “no se invitó a un país hermano, Venezuela, cuyo mandatario, Nicolás Maduro, no fue tomado en cuenta para dicha ceremonia”.

“Nos parece que el que no se haya invitado a un país hermano no es saludable para mejorar el nivel de entendimiento en Sudamérica”, dijo Patiño, quien confió en que al pueblo paraguayo “le vaya bien con su nuevo Gobierno”.

Cartes no invitó a Maduro en un gesto que marca el rechazo paraguayo al ingreso de Venezuela en el Mercosur estando Paraguay suspendida del bloque, desde junio de 2012, como reacción a la destitución parlamentaria del entonces presidente, Fernando Lugo.

Tras ganar las elecciones del pasado 21 de abril, Cartes mostró una postura pragmática con respecto al Mercosur pero finalmente optó por cuestionar el ingreso de Venezuela y en particular el hecho de que ese país haya asumido la presidencia semestral del bloque mientras Paraguay estaba suspendido.

La suspensión cesa justo mañana, cuando asuma Cartes, que sí estará acompañado en la jura por los mandatarios de los otros tres países fundadores del Mercosur, Argentina, Brasil y Uruguay.

Con 105 delegaciones de naciones y organismos internacionales acreditadas para la jura, según la Cancillería paraguaya, sólo siete del más alto nivel estarán mañana junto a Cartes, vencedor de los comicios del pasado abril, cuando asuma la Presidencia que abandona el liberal Federico Franco.

El presidente de Taiwán, Ma Ying-jeou, y el Príncipe Felipe en representación de España fueron los primeros en llegar a Asunción, seguidos al caer hoy la noche por el chileno Sebastián Piñera y la brasileña Dilma Rousseff.

En la noche de hoy arribó la presidenta argentina, Cristina Fernández y se espera que en la madrugada del jueves lleguen el peruano Ollanta Humala y el uruguayo José Mujica, según González.

Cartes pasó la jornada recibiendo delegaciones en su mansión asuncena: departió con el Príncipe Felipe, el presidente de Taiwán, gran donante de Paraguay gracias a su apoyo en la ONU, y con representantes de EEUU, Israel, Corea del Sur, Japón, Gran Bretaña y la Unión Europea, y almorzó con el presidente del Fútbol Club Barcelona, Sandro Rosell.

Al caer la noche, se entrevistó con Rousseff, que arribaba a Asunción cuando, en el Palacio de Gobierno, Franco ya estaba recibiendo a las delegaciones oficiales para la recepción oficial ofrecida en su honor.

Según fuentes oficiales brasileñas, Rousseff iba a conversar sobre el regreso de Paraguay al Mercosur con Cartes, que ha dado a entender que, de momento, se plantea sólo reconstruir las relaciones bilaterales con sus socios.

La soledad de Franco quedó patente hasta el último momento de su breve mandato, que comenzó el 22 de junio cuando fue destituido Lugo en un juicio político del Parlamento.

El Príncipe Felipe y el presidente taiwanés, a los que Franco recibió en el Palacio para entrevistas por la mañana, llegaron puntualmente a la cita nocturna junto a delegaciones de menor nivel y, en el último minuto, se sumó Piñera a la recepción oficial.

Excluido de todas las cumbres del Mercosur y de la Unasur, que también suspendió a Paraguay, y de la Cumbre Iberoamericana de Cádiz en noviembre de 2012, Franco sólo hizo una visita de Estado durante su Gobierno, cuando fue invitado por Taiwán.

La ceremonia de traspaso del mando presidencial, en la que Cartes cuenta con la presencia de 150 empresarios de todo el mundo, coincide con los festejos de la ciudad de Asunción, que mañana conmemora el 476 aniversario de su fundación. EFE