Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador reconoce más presencia del Estado colombiano en la zona fronteriza

Quito, 25 sep (EFE).- El ministro coordinador de Seguridad de Ecuador, Homero Arellano, dijo hoy que “cada vez la presencia del Estado colombiano se visibiliza más en la frontera sur” de ese país, donde el Ejecutivo ecuatoriano reclamó un incremento de la seguridad a raíz de un suceso en el que hubo cinco muertos en agosto pasado.


Publicidad

“No podemos desconocer que hay mucha más responsabilidad en mirar su frontera sur”, por parte de las autoridades colombianas, dijo a Efe Arellano, quien mañana asistirá en Cali (suroeste de Colombia) a una reunión binacional de ministros de Seguridad y Defensa.

Un militar ecuatoriano y cinco integrantes de un grupo armado murieron el 8 de agosto en un enfrentamiento ocurrido en la provincia de Sucumbíos, en la frontera entreEcuador y Colombia, lo que llevó al Gobierno ecuatoriano a calificar de “insuficiente” la labor de vigilancia fronteriza y a exigir su refuerzo.

El contrabando, los pasos fronterizos ilegales, el narcotráfico y los problemas de seguridad en la franja de influencia de la frontera serán algunos de los temas que se abordarán en la sesión de mañana, explicó Arellano, quien indicó que “hay un problema común” ante el cual es necesario “fortalecer a las poblaciones fronterizas” y “construir la paz”.

El ministro coordinador comentó que en la frontera de Ecuador con Colombia se han contabilizado 43 pasos ilegales, de los que se han destruido 11 y se han legalizado 4, mientras que en los otros 28 se ha reforzado la seguridad.

El contrabando es otro tema sensible de la relación de seguridad entre estos países, según el ministro, quien estimó que el Estado ecuatoriano pierde entre 40 y 50 millones de dólares al año por el contrabando de combustibles.

La frontera es igualmente zona de tránsito ilegal de armas y de personas, lo que también preocupa a las autoridades de ambos países.

Arellano mencionó planes para la creación, dentro de las Fuerzas Armadas, de unidades de vigilancia en fronteras, zonas donde operan bandas armadas y criminales cuya presencia exige más patrullaje y seguridad.

“Son delitos que tenemos que enfocar (su combate), no solo de las fronteras hacia adentro. Tienen que ser tratados con mucha transparencia, con mucha frontalidad entre los dos países”.

Según el Ministerio de Defensa colombiano, en la reunión de mañana participará el titular de esa cartera, Juan Carlos Pinzón, mientras que por parte de Ecuador, además de Arellano, asistirán el ministro del Interior, José Serrano, y la de Defensa, María Fernanda Espinosa.

El viernes, la comitiva de los dos países viajará a Florencia, capital del sureño departamento del Caquetá, donde inaugurarán la carrera ciclista Clásico RCN, en la que participará un equipo de militares y policías colombianos.

Después, partirán en avión hacia el municipio de Villagarzón, en el vecino departamento del Putumayo, fronterizo con Ecuador, donde sobrevolarán cultivos ilegales y Colombia explicará los pormenores de su política antidrogas.

Estos dos países anunciaron el pasado 9 de septiembre un acuerdo para solucionar por la vía diplomática y no a través de denuncias ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) el problema generado por las fumigaciones colombianas sobre cultivos ilícitos en la frontera que afectaron al territorio ecuatoriano.

Ecuador había presentado en 2008 una demanda ante la CIJ por las aspersiones con glifosato que Colombia realizó entre 2000 y 2007, pero el tribunal confirmó la semana pasada que la medida había sido retirada por el demandante.

El Gobierno colombiano entregará a Ecuador un total de 15 millones de dólares, según el acuerdo, destinados a fomentar el desarrollo en las zonas de frontera y para indemnizar a personas afectadas por las aspersiones de glifosato. EFE