Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Maduro destinará 24 millones de dólares para construir un santuario al Hermano Gregorio

Caracas, (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo ayer que desembolsará 150 millones de bolívares de la arcas públicas (24 millones de dólares), para la construcción de un santuario en honor a José Gregorio Hernández, un médico venezolano al que se le atribuyen milagros.


Publicidad

“Yo sé que ya en este momento el papa Francisco está en la ruta para beatificar a José Gregorio. Yo aspiro a que cuando nuestro santo esté cumpliendo 150 años estemos aquí, ojalá con el papa Francisco, beatificándolo”, dijo el jefe de Estado.

Al cumplirse hoy 149 años del nacimiento del llamado “santo del pueblo”, lo que no es reconocido por el Vaticano, Maduro visitó el lugar donde éste nació, en el estado Trujillo (noroeste), y allí efectuó el anuncio del desembolso, en cadena nacional obligatoria de radio y televisión.

José Gregorio Hernández (1864-1919) fue un médico y científico venezolano al que miles de sus compatriotas le atribuyen el poder de hacer milagros y consideran un santo desde el mismo día de su muerte, atropellado por uno de los primeros vehículos que circulaba por Caracas a inicios del siglo pasado.

“Él es el santo de nosotros los humildes, de los pobres (…); fue un hombre bueno y extraordinario, santo protector de la salud de los humildes y ya es tiempo de que el Vaticano le dé lo que ya se ganó”, remarcó Maduro.

El gobernante recordó que el papa Francisco lo recibió en el Vaticano el 17 de junio pasado y que ese fue “un encuentro entre dos seres espirituales”.

“Francisco y Nicolás son dos seres espirituales”, repitió horas después de que su principal detractor, el líder opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles, anunciara que el sumo pontífice lo recibirá el próximo 6 de noviembre.

Capriles pidió la audiencia al Vaticano el pasado 29 de julio, cuando manifestó que lo hacía porque creía en el papel de la Iglesia Católica “como mediadora” frente a la situación de crisis política generada tras las elecciones presidenciales del 14 de abril.

Capriles no reconoce como gobernante a Maduro y lo acusa de haber cosechado un triunfo fraudulento. EFE