Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

República Checa confirma la concesión de asilo a José Luis Guerrero

Praga, 31 oct (EFE).- La República Checa confirmó el asilo concedido al abogado ecuatoriano José Luis Guerrero el pasado 11 de octubre, lo que le protege de ser extraditado a su país de origen, donde se le acusa de participar en unos incidentes en septiembre de 2010.


Publicidad

El Gobierno ecuatoriano indicó el martes que la concesión del asilo era un “rumor no confirmado por el Gobierno” checo, pero el decreto de asilo, de fecha 27 de septiembre, indica que se ha comprobado que “la persona arriba citada (José Luis Guerrero) fue perseguida en su país por recabar sus derechos y libertades políticas (…) y se le concede el asilo” en la República Checa, constató Efe.

Pavel Novak, director del gabinete de Prensa y Relaciones Públicas del Ministerio de Interior checo, declaró a Efe que Guerrero “no puede ser extraditado a Ecuador en ningún caso”.

Efe trató de comunicarse en repetidas ocasiones con los responsables de la embajada de Ecuador en Alemania (encargada de República Checa) para recabar información sobre este asunto, pero las llamadas no fueron atendidas.

José Luis Guerrero está imputado en su país por unos incidentes ocurridos el 30 de septiembre de 2010, cuando, según el Ejecutivo, se produjo un intento de golpe de Estado contra el presidente, Rafael Correa.

El abogado es uno de los encausados en un proceso incoado por la Fiscalía ecuatoriana por unos sucesos acaecidos en esa jornada en la sede de la televisión públicaEcuador TV, donde un grupo de manifestantes irrumpió de forma violenta.

El secretario nacional de Comunicación de Ecuador, Fernando Alvarado, indicó el martes que no había confirmación de la concesión del asilo y que tal medida no había sido confirmada por el Gobierno checo.

“El Ministerio de Justicia de Ecuador está reuniendo la información solicitada por República Checa para estudiar la solicitud de extradición interpuesta por el Estado ecuatoriano”, agregó.

Novak, por su parte, explicó que, según la legislación sobre protección internacional en la Unión Europea, “la República Checa no tiene obligación de comunicar aEcuador si proporciona asilo a esta persona, ya que lo primario es su protección ante un peligro o una represión, que fue la causa de que huyera de su país”.

“Aquí está vigente la legislación comunitaria y no informamos en ningún caso, ya que esto se desprende justamente del instituto del asilo político (checo)”, precisó el portavoz.

El Ministerio del Interior checo juzgó oportuno atender la petición de asilo tras examinar el testimonio del interesado, un informe de Ministerio de Asuntos Exteriores checo de fecha 4 de junio de 2012, y la memoria del 2013 de la ONG Human Rigths Watch.

Según el secretario nacional de Comunicación de Ecuador “es absolutamente falso que Guerrero haya sido perseguido en su país por ejercitar sus derechos y libertades” y que el grupo que entró en la cadena de televisión protestara a favor de la libertad de expresión, como sostiene el imputado.

También considera “falso” otro argumento del abogado, quien dijo que el presidente Correa aprovechó los sucesos del 30 de septiembre de 2010 “para castigar de forma ejemplar a activistas disidentes y librarse de personas incómodas”.

Para Alvarado, Guerrero y un hermano suyo (Pablo) “apoyaron y promovieron el levantamiento policial” de esa jornada y no se les imputan delitos políticos, pues los daños ocasionados están recogidos en el artículo 158 del Código Penal. EFE

 

Vídeo relacionado

http://www.youtube.com/watch?v=rbPqYwTGEsQ