Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

SIP se solidariza con periodistas de Ecuador que acudieron a CIDH

Reunión oficial de la SIP. Foto de Archivo: La República.

Miami (EE.UU.), 6 nov (EFE).- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) rechazó hoy las descalificaciones vertidas contra periodistas ecuatorianos y argentinos por sus respectivos Gobiernos, después de que los primeros denunciaran atropellos a la libertad de prensa ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).


Publicidad

La CIDH realizó una audiencia temática el 28 de octubre pasado a la que asistieron representantes de 15 organizaciones ecuatorianas, algunas periodísticas, que denunciaron el deterioro de las libertades de expresión y de asociación en su país.

La delegación ecuatoriana denunció casos específicos de violaciones a la libertad de prensa y a la Ley de Orgánica de Comunicación en vigencia desde junio pasado.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, manifestó su solidaridad con los periodistas y lamentó que no se respete el derecho a la denuncia.

“Más allá de las diferencias que el presidente Correa u otro gobernante puedan tener con el sistema interamericano, no se puede irrespetar los mecanismos que, para buscar justicia, están disponibles para todos los ciudadanos de las Américas”, apuntó Paolillo.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, calificó esas denuncias ante la CIDH de una “…payasada más de los perdedores de las elecciones y la burocracia internacional”.

Asimismo, el vicepresidente ecuatoriano, Jorge Glass, y otros altos funcionarios del Gobierno lanzaron improperios y descalificaciones contra los periodistas, a través de declaraciones públicas y en redes sociales.

La misma actitud descalificadora asumió el Gobierno argentino, que arremetió contra los periodistas Magdalena Ruiz Guiñazú y Joaquín Morales Solá, quienes, en representación de un grupo de compañeros, denunciaron el 1 de noviembre, ante la CIDH, las “malas condiciones para ejercer el periodismo en el país”.

También denunciaron las campañas de desprestigio contra periodistas independientes y la persecución judicial y económica contra los medios críticos al Gobierno” argentino.

La embajadora de Argentina ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Nilda Garré, quien acudió a la audiencia, acusó a los periodistas de pretender “victimizarse”, de ser “voceros de grupos monopólicos que resisten los avances democráticos” y de orquestar campañas en contra de políticas nacionalistas en Latinoamérica.

Paolillo, director del semanario Búsqueda de Uruguay, aclaró que los Gobiernos tienen derecho a “responder como contraparte en las mismas audiencias, “por lo que no se entiende que en vez de discutir los temas o presentar sus posiciones, terminen insultando a sus propios ciudadanos”.

“Como SIP tenemos amplia experiencia en participar de esas audiencias ante la CIDH y discutir con los Gobiernos, pero siempre en un clima de respeto, por lo que es difícil entender por qué un presidente o funcionario de alto rango tiene que acudir a las descalificaciones”, añadió. EFE