Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Alertan sobre “crecientes intimidaciones” a activistas en Ecuador

Londres, 13 dic (EFE).- La organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) alertó hoy sobre las “crecientes intimidaciones” a activistas durante los últimos meses en Ecuador.

Londres, 13 dic (EFE).- La organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) alertó hoy sobre las “crecientes intimidaciones” a activistas durante los últimos meses en Ecuador.


Publicidad

“Los cada vez más frecuentes ataques hacia aquellos que se oponen a las políticas del Gobierno en Ecuador” han llevado a Amnistía Internacional a tomar partido por “aquellos activistas que han sido marcados como objetivo de las autoridades”, afirmó AI en un comunicado.

Añadió que, “durante cierto tiempo, las autoridades ecuatorianas han tratado de intimidar y arrojar dudas sobre la legitimidad del trabajo de las ONGs y los activistas que protestan y expresan críticas a las políticas del Gobierno”.

“En los últimos meses, durante sus discursos semanales televisados, el presidente (ecuatoriano) Rafael Correa ha apuntado a diversos activistas”, indicó la organización.

Amnistía resaltó que, a finales de noviembre, Correa “criticó duramente a la Fundación Pachamama, una ONG que trabaja con los indígenas y en derecho ambiental”.

La pasada semana, autoridades de Ecuador ordenaron la disolución de la fundación y el cierre de sus oficinas de Quito bajo la acusación de estar implicada en actos vandálicos, aunque la entidad niega estas imputaciones.

Más de 100 organizaciones de derechos humanos internacionales criticaron esta semana al Gobierno de Ecuador por el “arbitrario” cierre de la ONG Fundación Pachamama y emitieron una carta de solidaridad en la que exigen su reapertura.

Para Amnistía Internacional, las “intimidaciones” de las autoridades ecuatorianas son “un movimiento muy peligroso” que está “diseñado para disuadir a los opositores a las políticas del Gobierno”. EFE