Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Angustioso llamado de los estudiantes venezolanos al mundo

En una iniciativa convocada por la organización no gubernamental “Un Mundo Sin Mordaza”, venezolanos y extranjeros de organizan para realizar la jornada de SOSVenezuela este sábado 22 de febrero, hoy viernes o el domingo 23, sumando a la fecha más de 90 ciudades en varios países del mundo.

En una iniciativa convocada por la organización no gubernamental “Un Mundo Sin Mordaza”, venezolanos y extranjeros de organizan para realizar la jornada de SOSVenezuela este sábado 22 de febrero, hoy viernes o el domingo 23, sumando a la fecha más de 90 ciudades en varios países del mundo.


Publicidad

“La criminalización de la protesta por parte de fuerzas de seguridad del estado a los ciudadanos que pacíficamente han salido a protestar a las calles, violando el Derecho a la Protesta y dejando como saldo heridos, muertos, desaparecidos y presos políticos; y las constantes violaciones a la Libertad de Expresión y al Derecho a la Información que estamos viviendo en Venezuela nos hicieron activar nuestras redes y montar SOS Venezuela” destaca Rodrigo Diamanti, presidente de la organización.

Entretanto, los venezolanos continuaron hoy en las calles de todo el país en protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro que tras nueve días dejan un balance oficial de ocho muertos y más de un centenar de heridos, mientras la defensa del líder opositor Leopoldo López anunció que pedirá su liberación.

En la antesala de las marchas convocadas por la oposición y el chavismo para el sábado, algunas zonas de Caracas y las principales ciudades del país siguieron siendo epicentro de nuevas concentraciones que incluían barricadas, quema de basura y consignas pidiendo la salida de Maduro.

La fiscal general, Luisa Ortega, informó que el número de heridos asciende a 137 y que ocho personas han muerto en hechos relacionados con las protestas que vive el país desde el pasado 12 de febrero: cuatro en Caracas, dos en el estado Carabobo (centro), una en Sucre (oriente) y una en Lara (centro-occidente).

Al hacer un recuento de los daños, la fiscal sostuvo que se han producido ataques a estaciones de metro, comercios y sedes bancarias, así como a vehículos de policía y a las casas de los gobernadores de los estados Táchira (oeste) y Aragua (centro).

Táchira, fronterizo con Colombia, es escenario de violentos enfrentamientos, lo que llevó a Maduro a decir que estaba dispuesto a declarar el “estado de excepción” en esta zona del país.

El ministro de Interior, Miguel Rodríguez, afirmó hoy que Táchira se encuentra en calma y que militares recogieron 180 toneladas de escombros metálicos.

Maduro aseguró que en Venezuela no se tortura ni se vulneran los derechos humanos como han denunciado miembros de la oposición y aseguró que está investigando unos vídeos que han corrido por internet con supuestas vulneraciones de los derechos.

“Las ordenes que hemos dado, las únicas que podríamos dar, de acuerdo a lo que es nuestra ética humana, es aplicar la ley y respetar a los ciudadanos, hay demostraciones públicas, de respeto a eso, muchas”, manifestó al asegurar que hace una semana que espera que el líder opositor Henrique Capriles le mande información de un caso de esas violaciones.

La oposición ha denunciado que se han reprimido con violencia las protestas, aunque la defensora del pueblo, Gabriela Ramírez, dijo hoy que su despacho no ha recibido denuncias de violaciones a los derechos humanos.

“A lo mejor muchas personas aspiran o esperan que yo me haga eco de denuncias que no han sido comprobadas (…) todos tenemos que ser muy cuidadosos”, dijo Ramírez.

Mientras la violencia no cede, el vicepresidente para el área económica, Rafael Ramírez, afirmó que el Gobierno se verá obligado a suspender el envío de combustible a zonas “bajo el asedio fascista” y denunció presuntos planes para atacar estaciones de servicios.

Desde la oposición, Capriles acusó al Gobierno de querer atribuir la escasez de productos básicos que hay en Venezuela a las protestas e insistió en que Maduro está interesado en mantener un “clima de confrontación” en el país.

La oposición insistió también en la inocencia de Leopoldo López, al tiempo que su defensa anticipó que apelará la decisión judicial que lo mantiene detenido desde el martes en una penitenciaría militar de las afueras de Caracas.

La oposición y el chavismo medirán fuerzas este sábado con concentraciones en Caracas, entre llamadas contra los altercados violentos y a favor de la paz por ambas partes.

* Con reportes de EFE