Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Jueza levanta orden de prisión a César Verduga

La jueza de la Corte Nacional de Justicia Ximena Veintimilla levantó la orden de prisión preventiva que tenía en su contra, desde 1998, el exministro de Gobierno, César Verduga Vélez. En cambio, le impuso arresto domiciliario como medida cautelar y la prohibición de salida del país.

La jueza de la Corte Nacional de Justicia Ximena Veintimilla levantó la orden de prisión preventiva que tenía en su contra, desde 1998, el exministro de Gobierno, César Verduga Vélez. En cambio, le impuso arresto domiciliario como medida cautelar y la prohibición de salida del país.


Publicidad

Verduga es acusado por malversación de gastos reservados, durante su gestión en el gobierno del presidente interino Fabián Alarcón. Verduga salió del país con rumbo a Estados Unidos y posteriormente vivió en México, en donde le fue otorgada la nacionalidad mexicana.

En ese país es reconocido como un académico internacionalista y ha sido convocado como observador de procesos electorales.

También fue asesor cercano del derrocado expresidente de Honduras Manuel Zelaya. Su presencia en la casa presidencial generó una investigación de la prensa de ese país que informó de sus problemas judiciales en el Ecuador.

En octubre de 2007, la Fiscalía acusó a César Verduga, del presunto delito de peculado y enriquecimiento ilícito, como consecuencia de las irregularidades que se habrían perpetrado en el manejo de los fondos reservados superiores a los 26.000 millones de sucres, unos 6 millones de dólares a esa fecha. En abril de 1998, Héctor Romero, presidente de la Corte Suprema, dictó su prisión preventiva, dos días después que Verduga había abandonado el país.

Ahora el ex hombre fuerte del gobierno de Alarcón podría regresar al país para ser juzgado, ya que el proceso se detuvo debido a que se encontraba prófugo.

La fiscal subrogante, Cecilia Armas, declaró que, conforme las normas legales vigentes a 1983, con las que se juzga este caso, el acusado no podría hacerse acreedor a esta medida sustitutiva, en razón de que no está detenido, pero en consideración a su edad, 78 años, no se opuso a la decisión de la jueza Veintimilla.

Vídeo relacionado