Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lasso proclama su oposición a ley de ordenamiento territorial

El excandidato presidencial de CREO, Guillermo Lasso, ha declarado a que el proyecto de Ley de Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo, promovido por la Secretaría de Planificación, Senplades, es “una pieza más del andamiaje jurídico con el que se está construyendo un Estado Controlador en el país”.

El excandidato presidencial de CREO, Guillermo Lasso, ha declarado a que el proyecto de Ley de Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo, promovido por la Secretaría de Planificación, Senplades, es “una pieza más del andamiaje jurídico con el que se está construyendo un Estado Controlador en el país”.


Publicidad

Lasso ha declarado su oposición la creación de una “Junta Reguladora del Territorio y el Suelo”, con facultad para “aprobar normas técnicas” de obligatorio cumplimiento “para los planes de ordenamiento territorial y urbanístico.” Esto quiere decir, según Lasso, que la ley facultaría a la nueva Junta Territorial a obligar a los municipios a actuar como ella crea que deben actuar.

Lasso afirma que “un verdadero demócrata sabe que quien mejor ejerce el control de la competencia
municipal es el ciudadano, porque es el usuario final de la obra de su alcalde y concejales. Son ellos quienes han recibido el voto para resolver los asuntos locales, no un teórico desde su cómodo despacho del gobierno central”.

“Yo he venido hablando de este Estado Controlador que se está configurando a través de leyes como la de Comunicación, las limitaciones a las importaciones, e incluso las prohibiciones de comprar cerveza los domingos. Esta Ley es una pieza más de este andamiaje jurídico, y debe ser rechazada por quienes entendemos que el único control es el que deben ejercer los ciudadanos”, ha dicho Lasso.

El proyecto también ha provocado la oposición del alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, quien ha declarado que si fuera aprobado, no la obedecerá.