Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador rechaza informe de CIDH y pide que rectifique versión

Quito, 24 abr (EFE).- El Gobierno de Ecuador rechazó hoy el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre supuestas “restricciones” a la libertad de expresión en el país, por lo que presentará una petición para que el organismo rectifique esa versión.

Quito, 24 abr (EFE).- El Gobierno de Ecuador rechazó hoy el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre supuestas “restricciones” a la libertad de expresión en el país, por lo que presentará una petición para que el organismo rectifique esa versión.


Publicidad

La CIDH, en su informe, expresó su inquietud por las supuestas “graves restricciones” a la libertad de expresión, derivadas de la Ley Orgánica de Comunicación sancionada por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

Asimismo, afirma que el “Gobierno de Ecuador ha continuado la práctica de utilizar los medios públicos para estigmatizar de manera sistemática a organizaciones no gubernamentales, defensores de derechos humanos y periodistas que han opinado o informado en forma crítica respecto a actuaciones estatales”.

El canciller ecuatoriano en funciones, Leonardo Arízaga, rechazó esa versión y adelantó que la delegación de su país ante la Organización de Estados Americanos (OEA) no aprobará el informe de la CIDH cuando sea tratado por el Consejo Permanente.

En una entrevista con el portal informativo Ecuadorinmediato, Arízaga señaló que si se revisa con detenimiento el documento de la CIDH, se podría constatar queEcuador “es uno de los países que más respeta los derechos humanos en la región”.

En Ecuador “existe total libertad de expresión, los medios pueden ser críticos al Gobierno, existen artículos que a diario se publican que no están en línea con la ideología y con lo que piensa el Gobierno”, recordó el canciller en funciones.

“Nos preocupa seriamente que la CIDH tenga estos pronunciamientos”, añadió Arízaga al insistir en que en su país “existe libertad de expresión, que todas las garantías están dadas” y que rechazan “la politización de este tema”.

También el embajador de Ecuador ante la OEA en Washington, Marco Albuja, en declaraciones reproducidas por la web informativa del Gobierno, El Ciudadano, rechazó el informe de la CIDH.

Albuja, en una intervención ante el organismo, tras hacerse público el informe de la CIDH, exigió que se realicen rectificaciones al texto.

“Ecuador desea manifestar una vez más su posición crítica por la discrecionalidad en el manejo de la información y sesgos demostrados en la elaboración del Informe de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión” de la CIDH, sostuvo Albuja.

Además, ha aclarado que las denuncias de supuestas declaraciones “estigmatizantes”, así como de “amenazas y agresiones” atribuidas al Estado, “han sido reiteradamente desmentidas”, pese a lo que el informe “vuelve a incorporar datos que no han sido contrastados y los presenta de una manera sesgada y tendenciosa”.

Albuja también expresó su “profunda preocupación” por la aparente supremacía que tiene la relatoría sobre libertad de expresión de la CIDH sobre las otras que atienden otros derechos humanos.

“Resulta perturbador que la CIDH insista en priorizar el tratamiento de un solo derecho por sobre los demás”, apuntó Albuja y dijo, como ejemplo, que el informe de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión tiene un anexo de 634 páginas, mientras que los textos de las otras Relatorías son mucho menores.

El embajador explicó que el Estado ecuatoriano ha elaborado una aclaración pormenorizada de cada una de las “erróneas interpretaciones”, que presentará por escrito a la comisión y a todos los Estados miembros, con la petición expresa de que la CIDH rectifique el contenido de su información preliminar. EFE