Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa arremete contra la derecha de EEUU

Quito, 4 jun (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, arremetió hoy contra la derecha estadounidense y lo que calificó como la “restauración conservadora”, al tiempo que defendió a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) como “alternativa” a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Una alternativa que Correa describió con términos como “latinoamericana” y “nuestra”, frente a la influencia que han tenido en la región los países “hegemónicos” que, según dijo, controlan la OEA, con sede en Washington.

El mandatario, en un encuentro con medios de comunicación extranjeros, criticó la negativa del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, a trasladar la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dependiente del organismo continental, fuera de EE.UU., tal como reclamaEcuador.

“Saquemos todo mejor de Washington, creo que es una solución más pragmática y coherente”, declaró, en una referencia a la OEA y a la CIDH, y reiteró que Ecuador no estará en la próxima cumbre de Las Américas, en Panamá en 2015, si no participa Cuba.

Cuba no ha querido regresar a la OEA, pese a haberse levantado hace años la suspensión como miembro de esa organización que se le impuso en 1962.

“Es inadmisible una Cumbre de las Américas sin Cuba, como era inadmisible una cumbre de la OEA sin Cuba. Ya, eso no puede tolerar América Latina”, aseveró.

El presidente ecuatoriano expresó su deseo de que la Celac, cuya presidencia de turno le corresponde a Ecuador en 2015, siga impulsando la integración regional frente a un sistema interamericano que “no está funcionando” y que apenas aborda temas como las reclamaciones argentinas sobre las islas Malvinas, la base estadounidense de Guantánamo y el “criminal bloqueo a Cuba”.

Correa reiteró sus argumentos sobre la infiltración en contra de gobiernos progresistas con financiación de la derecha norteamericana y con el apoyo de gobiernos de otros países a través de organizaciones no gubernamentales.

“Estamos infiltrados por todos lados”, dijo el gobernante, quien invitó a los ciudadanos “a ser conscientes de lo que está sucediendo” y planteó la conveniencia de que la Celac aborde dar una “respuesta regional” ante la acción de estas organizaciones que, según dijo, constituyen “alternativas antidemocráticas e ilegítimas” a los Estados.

Y se refirió de nuevo a la “contraofensiva conservadora” al comentar sobre la presencia de gobiernos progresistas en países de Centroamérica como Nicaragua o El Salvador, aunque dijo que éstos, por su escasez de recursos, tienen un pequeño margen de maniobra frente al capital trasnacional.

“Ha faltado en Sudamérica mucha integración con Centroamérica”, indicó en ese sentido el gobernante, quien admitió que “hay una deuda que saldar” con esos países y abogó por avanzar en la integración con esa región tanto desde la Unasur como desde el gobierno ecuatoriano.

Además de lo político, el proyecto integrador que defiende Correa debe incluir también instrumentos y organismos económicos como el Banco del Sur y del Fondo de Reservas del Sur, que permita aumentar los recursos regionales y reducir la necesidad de fondos de reservas en cada país.

Estos mecanismos, junto al impulso de un sistema de compensación regional como el ya existente Sucre (Sistema Unitario de Compensación Regional) evitarán “que estemos financiando al primer mundo” y transfiriendo riqueza neta a otros países, dijo.

Todo ello forma parte de la “nueva arquitectura financiera” que defiende el gobierno del país andino y que debería incluir asimismo una “moneda regional del sur”, señaló Correa quien reconoció que es difícil avanzar en este ámbito por las dificultades de integración.

“Tenemos que hacerlo mejor y mucho mas rápido”, apostilló.

Sobre las relaciones con EE.UU. y la próxima visita a Quito de la subsecretaria de Estado para Latinoamérica, Roberta Jacobson, aplazada para julio, Correa dijo que no está al corriente de la agenda, ya que ella tendrá que entrevistarse con un funcionario de su nivel, no con el presidente.

Según la cancillería ecuatoriana, en ese encuentro, previsto para la primera quincena de julio, se preparará una visita del secretario de Estado, John Kerry.

Ecuador ha pedido informaciones y explicaciones sobre varios asuntos bilaterales, como las extradiciones de ecuatorianos requeridos por la justicia radicados en EE.UU., y sobre la supuesta participación de la CIA en un ataque armado colombiano en 2008 a una base que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) habían instalado clandestinamente en territorio ecuatoriano. EFE


Publicidad

Foto de Portada: El presidente de Ecuador, Rafael Correa, habla en un encuentro con medios de comunicación extranjeros en Quito, hoy miércoles 4 de junio de 2014, donde dijo que defenderá “la necesidad de una acción colectiva global” frente al “imperio del capital” durante la cumbre del G77 más China, que se celebrará el 14 y 15 de junio en Santa Cruz (Bolivia). EFE/José Jácome