Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Defensa de Leopoldo López pide diferir su juicio

ARCHIVO | Foto difundida por la agencia Reuters.

Caracas, 17 jul (EFE).- La defensa del líder opositor venezolano Leopoldo López, preso desde el pasado 18 de febrero, solicitó hoy al Tribunal diferir su juicio previsto para el 23 de julio, hasta que la Corte de Apelaciones se pronuncie sobre las pruebas que los abogados han presentado y que han sido negadas en su totalidad.


Publicidad

“Le hemos pedido al Tribunal por una simple actividad de lógica que este juicio oral y público no debe iniciarse hasta que la Corte de Apelaciones emita pronunciamiento con respecto a las pruebas”, dijo a periodistas el abogado Juan Carlos Gutiérrez, miembro del equipo de defensa de López.

“La imposibilidad de que Leopoldo lópez pueda presentar pruebas a su favor desnaturaliza la esencia de lo que es un juicio”, agregó.

El pasado 19 de junio el equipo legal encargado de la defensa del opositor, presentó una apelación ante una Corte solicitando que se les permita llevar “las pruebas” a juicio, algo que consideran que les fue negado en la audiencia preliminar del pasado 5 de junio.

Asimismo solicitó que el mismo López pueda acudir a tribunales “en libertad” y que se evalúe el caso desde “una perspectiva constitucional y de derechos humanos”.

Según el abogado este juicio no se puede iniciar sin que se haya emitido un pronunciamiento con respecto a la apelación presentada “en contra de la jueza del Tribunal 16 de Control que “no permitió actividad probatoria”.

“Es decir, no hemos podido probar ni vamos a poder probar, si se inicia el juicio en estas condiciones”, destacó.

El pasado 5 de junio una jueza decidió elevar a juicio oral el proceso contra López, recluido en la prisión militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, desde hace cinco meses.

López tenía fecha de juicio el próximo 23 de julio acusado por la Fiscalía de ser autor intelectual de incendio intencionado, instigación pública, daños y asociación para delinquir por los hechos violentos del 12 de febrero, cuando una marcha pacífica que convocó se juntó con otra de estudiantes en el centro de Caracas.

Tras ser acusado directamente por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, de lo sucedido ese día y con una orden de captura cursada en su contra, López se entregó a las autoridades el 18 de febrero después de encabezar una multitudinaria concentración de miles de sus seguidores.

Desde entonces permanece recluido en la prisión militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas. EFE