Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Antonio Acosta: “si creen que los banqueros somos nefastos, mas bien que se libren de esta lacra”

Antonio Acosta, presidente adjunto del Banco Pichincha.

El presidente adjunto del Banco Pichincha Antonio Acosta se refirió esta mañana, en Ecuavisa, al proyecto de ley Monetaria y Financiera que se tramita en forma urgente en la Asamblea. Criticó que, leyendo la exposición de motivos de esta ley, resulta que “los banqueros han sido los causantes de todos los males del país desde 1917, todo lo trágico que ha ocurrido en el país es por culpa de los banqueros“. Y añadió que “no será hora mas bien de cortar el problema de raíz y eliminar a los banqueros privados que han hecho daño al país. Ya basta de masoquismo político”.


Publicidad

Acosta declaró que “si el país está viviendo un buen ambiente financiero, estabilidad política, alto respaldo al gobierno, creo que los asambleístas deberían considerar más bien eliminar la intermediación de los banqueros privados que tan malos han sido y dejar que esa actividad de intermediación la hagan solamente funcionarios públicos puestos por ellos, y de esa manera se evitan tener que convivir con estas personas tan nefastas para la economía. Inclusive llegan al extremo de la grosería de tener que blindar a los ministros, de tal forma para que no se vean sujeto de ningún tipo de amenaza hecha por los banqueros. Ya basta por favor, creo que es hora que ellos consideren manejar directamente todo el proceso de intermediación y con eso se libran de esta lacra”.

El representante del Banco Pichincha explicó que “no nos parece conveniente que todos los dineros privados estén ahora a merced de decisiones políticas y no necesariamente técnicas. Ese es un nuevo esquema con el que no concordamos, pero no nos vamos a oponer, nos vamos a acomodar a esa situación, pero si vamos dejar constancia que en adelante la administración y los destinos de los recursos del público van a estar bajo el control de esta Junta especial de carácter político. Nosotros lo que vamos a hacer es simplemente intermediar entre las decisiones de la Junta”.