Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ciudadanos protestan en Ecuador por la incursión israelí en Gaza

Un grupo de unas cincuenta personas se concentró este viernes ante la embajada de Israel en Ecuador para protestar por los ataques israelíes contra Gaza que, según el representante palestino ante la ONU, Riyad Mansur, han causado la muerte de 40 palestinos en las últimas 24 horas.


Publicidad

La activista de los derechos humanos Martha Vargas, dijo a Efe que la concentración se organizó por medio de las redes sociales, para pedir el alto el fuego y el reconocimiento del Estado palestino.

“Protestamos porque todos los pueblos del mundo tienen derecho a existir”, declaró Vargas, quien agregó que lo que está ocurriendo no es una guerra, “sino un genocidio contra el pueblo palestino. Rechazamos el holocausto del pueblo palestino”, agregó.

La activista expresó también el malestar de los asistentes a la concentración porque, dijo, “en este conflicto están asesinando al pueblo civil, fundamentalmente a mujeres y niños palestinos”.

La protesta ciudadana se produjo un día después de que el Gobierno ecuatoriano anunciara la decisión de llamar a consultas a su embajador en Israel, Guillermo Bassante, ante los violentos acontecimientos ocurridos en la franja de Gaza.

“Gobierno del Ecuador ha decidido llamar a consultas a su Embajador en Israel por violencia desatada y muertes producidas en Franja de Gaza”, escribió en su cuenta el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño.

El ministro expresó la condena del Gobierno ecuatoriano en otro mensaje al afirmar: “Condenamos incursión militar israelí en territorio palestino, exigimos cese de operaciones y ataques indiscriminados contra población civil”.

Desde principios de julio, el ejecutivo del país ha reiterado su rechazo a las acciones bélicas en la Franja de Gaza y ha hecho llamamientos a las partes para que pongan fin a sus hostilidades. EFE