Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa anuncia que también revisarán las ganancias de las telefónicas

El Presidente Rafael Correa defendió este martes la intención de reformar la Ley de Telecomunicaciones para que la mayor parte de las utilidades de las empresas telefónicas beneficien a la ciudadanía y dejó entrever la intención del Gobierno de analizar las ganancias de las compañías, publica hoy el medio oficial El Ciudadano.


Publicidad

“¿Qué derecho es que 4.500 familias obtengan 130 millones (de dólares) de utilidades en base al uso de un recurso natural de todos los ecuatorianos como es el espectro radioeléctrico. La pregunta obvia: ¿eso significa que las telefónicas están ganando mucho más? No se preocupen. Ya vamos a eso”, declaró Correa en una entrevista con medios en Esmeraldas.

En Ecuador operan tres telefónicas: Claro, de propiedad del multimillonario mexicano Carlos Slim que controla el 62% del mercado; la española Telefónica (30%) y la estatal CNT (2,5%).

Los empleados de Claro y Telefónica han expresado sus críticas a la idea del Gobierno.

Dirán nuevamente que nos estamos robando la plata, que odiamos a la clase media. Yo soy de la clase media, entonces me odio yo mismo. Esto sucedió con el sector petrolero, se pagaban sueldos de miseria; por ejemplo, a un chofer le pagaban un sueldo básico, pero habían conductores que en el reparto de utilidades recibían 200.000 dólares”, dijo el primer mandatario.

El presidente ecuatoriano comparó el valor de las utilidades de las telefónicas con el costo de una escuela del milenio. “Una escuela del milenio cuesta entre 4 o 5 millones (de dólares). Estamos hablando de 26 escuelas del milenio. ¿Es justo que 26 escuelas del milenio sean consumidas por 4.500 familias en lugar de servir cada escuela a unos 2.000 estudiantes, para 50.000 estudiantes por año. Yo tengo que trabajar en función del bien común”.

——————–
Información y foto tomadas de El Ciudadano