Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Comisión ratifica traspaso de fondos previsionales al BIESS

Con ocho votos a favor y dos en contra, la Comisión de los Derechos de los Trabajadores de la Asamblea aprobó ayer, cerca de las 18:30, el informe para segundo debate del proyecto de reformas que busca traspasar la administración de los fondos previsionales a la banca estatal, informa hoy diario El Universo.


Publicidad

Lo hizo en su sesión de la tarde, que estuvo presidida por Betty Carrillo (AP).

Ella defendió la decisión con el argumento de que los asambleístas estaban en la obligación de propiciar un manejo adecuado de los fondos, tanto los que pertenecen a entidades públicas como privadas.

El proyecto reforma las leyes de Seguridad Social y de creación del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess), y plantea que los fondos previsionales sean administrados por el Biess.

Cristina Reyes (PSC-MG) y Andrés Páez (CREO) votaron en contra, y anunciaron que elaborarán un informe de minoría y lo remitirán al pleno.

Previo a este punto, la comisión resolvió devolver al Consejo de Administración de la Legislatura (CAL) el proyecto que busca reducir las utilidades de los trabajadores del sector de telecomunicaciones.

La mesa argumentó que no era competencia suya revisar la propuesta de ley, sino que le correspondería a la de Gobiernos Autónomos.

La moción para devolver el documento al CAL provino del asambleísta Bairon Valle (AP).

Reyes pidió su archivo.

Se trata de un proyecto de reforma a la Ley de Telecomunicaciones, que el Ejecutivo remitió a la Asamblea el pasado 14 de julio, y que plantea que los trabajadores de las empresas de telecomunicaciones (como las operadoras de celular) bajen su participación en las utilidades del 15% al 3%.

El Ejecutivo justifica su pedido en que dichas compañías utilizan el espectro radioeléctrico, que es del Estado.

La Comisión lo recibió el pasado 4 de agosto. Tenía un plazo de 45 días para tratarlo.

La resolución de la mesa se dio en horas de la tarde.

En la mañana se había elaborado un borrador del informe para segundo debate sobre los fondos previsionales.