Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa niega perseguir a Galo Lara, pedido en extradición a Panamá

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, negó hoy que exista una persecución política en contra del exlegislador opositor ecuatoriano Galo Lara, condenado por complicidad en un triple crimen y reclamado en extradición a Panamá por la Justicia del país andino.


Publicidad

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Panamá dio a conocer hoy su decisión de rechazar un recurso judicial presentado por Lara, que trataba de evitar su extradición, medida que ahora, con este fallo, queda en manos del Ejecutivo panameño.

Los abogados de Lara trataron de evitar este fallo, ofreciendo argumentos para que su defendido fuera considerado como perseguido político en una maratoniana audiencia celebrada el miércoles pasado por la Sala Penal de la CSJ, que aplazó para esta semana dar a conocer su fallo.

Galo Lara, uno de los más férreos opositores del gobierno del Presidente Rafael Correa, fue declarado cómplice de un triple crimen ocurrido en agosto de 2011. Por ese mismo caso había sido exculpado en 2012, cuando fue acusado por el régimen de ser el “autor intelectual”.

El gobierno había intentado antes enjuiciar a Lara, acusándolo de injurias en contra del Presidente Correa, pero no obtuvo el permiso de la Asamblea Legislativa. El juicio contra Lara por el triple asesinato del que fue acusado por el gobierno, tampoco obtuvo permiso legislativo, porque el juez alegó que no era necesario solicitarlo puesto que un asesinato no se encuentra entre las funciones propias de un legislador.

Lara está detenido en Panamá desde junio pasado tras serle revocado su asilo en este país.

La defensa de Lara sostiene que la vida del exasambleista ecuatoriano corre peligro si es devuelto a su país por criticar la supuesta corrupción del Gobierno ecuatoriano.

Lara intervino en la audiencia del miércoles para decir: “Mis manos no están manchadas de sangre pero me van a matar, me van a asesinar. Pero aquí estoy diciendo la verdad, la verdad que me llevó a ser político y la política que me llevó a denunciar la corrupción de Correa y de su Gobierno”

Pero Correa, en un encuentro con medios de comunicación en la ciudad costera de Guayaquil (suroeste), subrayó que el crimen por el que fue condenado el opositor “es gravísimo”.

“No es el Gobierno el que lo acusa, es la propia familia, la familia de los tres fallecidos, pero tres fallecidos de forma tremendamente cruel”, ya que fueron asesinados y sus cuerpos quemados, recordó.

El mandatario recordó las pruebas presentadas en contra de Lara por la Fiscalía, como supuestas trasferencias de dinero y llamadas telefónicas, y rechazó el argumento de una persecución política en su contra por denunciar casos de corrupción.

Correa preguntó qué casos de corrupción denunciados por el exasambleísta han sido ciertos y reiteró que el suceso por el que fue condenado hubo tres muertos. “A ese nivel llega la miseria humana”, resaltó el gobernante en referencia al opositor.

“¿Qué persecución política? Este es un caso criminal. Tres muertos, por el amor de Dios”, exclamó el presidente, quien consideró positivo “que se haga justicia”.

* Con reportes de EFE