Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Sale de prisión hombre que se abalanzó sobre Maduro en investidura de 2013

Caracas, 23 sep (EFE).- El venezolano Yendri Sánchez, que generó un momento de tensión el 19 de abril de 2013 cuando se abalanzó sobre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante su acto de investidura, salió de prisión el pasado fin de semana, informaron hoy medios locales.


Publicidad

“Yo nunca pensé que por pedirle una ayuda al presidente iba a estar 18 meses en prisión”, relató Sánchez al diario venezolano Panorama, al que explicó que, si bien se abalanzó sobre Maduro pidiéndole ayuda para su madre, en realidad lo hizo en busca de fama, al igual que en otras incursiones parecidas que protagonizó.

Sánchez es recordado por otros hechos similares que protagonizó previamente a su encarcelamiento, entre ellos por arrebatarle la corona a una Miss Universo, una cruz que exhibía en su pecho el cantante puertorriqueño Chayanne y un balón de fútbol al argentino Lionel Messi durante un partido disputado en Venezuela.

“También violé la seguridad del expresidente (Hugo) Chávez” (1999-2013), recordó Sánchez en declaraciones al diario Panorama, en un hecho registrado en 2009 y por el cual no recibió ninguna sanción del entonces gobernante.

Sánchez reveló que recibió la orden de libertad plena el pasado sábado y que ese mismo día abandonó la cárcel.

“Nunca fui una persona terrorista como me querían imputar (…); simplemente lo que me gusta es llamar la atención”, sostuvo.

Maduro criticó el fallo de seguridad que permitió que Sánchez se le acercara por la espalda, lo abrazara e interrumpiera su discurso pronunciado en el plenario de la unicameral Asamblea Nacional, donde ingresó Sánchez simulando ser hijo del presidente de ese poder del Estado, Diosdado Cabello, según reveló hoy al diario.

Un tribunal del Área Metropolitana de Caracas formalizó la detención de Sánchez un día después del incidente y ordenó su reclusión en una cárcel en el estado Falcón (noroeste) bajo cargos de “presunta ofensa agravada al jefe de Gobierno”. EFE