Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

CIDH escucha hoy demandas de ecuatorianos por justicia y derechos humanos

Pedro Granja y Juan Vizueta estuvieron el pasado viernes exponiendo denuncias del sistema judicial ecuatoriano en Miami. Hoy se presentan en la CIDH, en Washington.

Organizaciones indígenas, activistas, gremios judiciales, académicos, entre otros representantes de la sociedad civil, exponen hoy en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre los derechos humanos de los pueblos indígenas en Ecuador y la independencia judicial.


Publicidad

Según publica hoy diario El Universo, los temas se abordarán, por separado, en dos de las audiencias que el organismo, con sede en Washington, incluyó en su periodo de sesiones 153, que empezó el pasado jueves y concluirá el 7 de noviembre.

Las diligencias de Ecuador (previstas desde las 16:00) se desarrollarán en medio de críticas del Gobierno y la posibilidad de que por tercera ocasión no asista nadie del Estado.

Del lado de la sociedad civil, tres participantes (se inscribieron 15, entre entidades y personas) anticiparon el enfoque de sus intervenciones y los pedidos que formularán.

El Centro de Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador expondrá (PUCE), según su coordinador, Mario Melo, cómo se perjudicarán los pueblos indígenas con la explotación petrolera en el parque Yasuní, planeada por el régimen.

La Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh) explicará cómo la falta de una política lingüística vulnera, según su abogada Verónica Yuquilema, el acceso a la justicia indígena.

Y el Observatorio de Derechos y Justicia referirá casos que evidencian, a decir de su director Enrique Herrería, que no hay independencia judicial.

Los tres coincidieron en que solicitarán a la CIDH que envíe una delegación al país para que constate ciertos derechos.

El pedido ya ha sido planteado otros años, en el marco de estas audiencias, y tal visita no se ha concretado.

El caso más reciente fue en marzo pasado, cuando la Comisión desarrolló un periodo de sesiones similar al de ahora. Los organiza dos veces al año.

Entonces, las temáticas fueron libertad de expresión, libertad de asociación, y el ejercicio de los derechos por parte de los defensores de la naturaleza.

A nombre de la Federación Nacional de Abogados expondrán Juan Vizueta y Pedro Granja, que se referirán al caso de los estudiantes presos del colegio Mejía, los diez de Luluncoto, el juicio contra Mery Zamora, entre otros.

La presidenta del organismo, Tracy Robinson, argumentó que el Estado ecuatoriano debía formalizar su voluntad.

El mandatario Rafael Correa condicionó esto a que EE.UU. ratifique la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Él cuestiona que la sede de la CIDH esté en un país que no ha suscrito tal instrumento, que norma el sistema interamericano, y que también es criticado por Correa en otros aspectos.

A esto se suma la inasistencia del régimen a las audiencias, desde octubre del 2013. Es decir, ha faltado a dos.

El canciller Ricardo Patiño ha dicho que el régimen no tiene por qué explicar sobre “procedimientos internos”.

La semana pasada la ministra de Justicia, Ledy Zúñiga, anticipó que ninguna autoridad judicial acudirá hoy por la presencia de ciertos “políticos”.

Melo y Herrería coincidieron en que esto es negativo para el país porque las audiencias son espacios para que las partes discutan sobre ciertas problemáticas y hallen una solución.

Yuquilema agregó que se ejerce “un lobby” en aras de que el organismo exija cambios al Estado, de ser necesario. Y citó un caso empujado por Inredh desde el 2008, en defensa de las mujeres embarazadas en las cárceles. Dijo que gracias a la intercesión de la CIDH, el Estado asumió compromisos.