Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tribunal de Orellana desiste causa por ataque entre waoranis y taromenanes

Foto de Archivo: La República.

Quito, 12 dic (EFE).- Un tribunal de Garantías Penales de la provincia ecuatoriana de Orellana sobreseyó hoy la causa abierta a 17 indígenas de la etnia waorani, que eran procesados por atacar a nativos taromenane, en aislamiento voluntario en la selva amazónica, suceso ocurrido en marzo de 2013.


Publicidad

El juez segundo de Garantías Penales de Orellana, Álvaro Guerrero, sobreseyó la causa que investigaba a los waorani, acusados de la presunta masacre de nativos taromenane, aparentemente por una venganza entre ambas comunidades.

En una diligencia efectuada esta mañana, el juez argumentó que no se han encontrado los cuerpos de la supuesta masacre ni los elementos usados en el ataque, informó la Fiscalía, que ha pedido que se anule el fallo emitido por Guerrero.

Semanas antes de la supuesta masacre, un grupo de indígenas taromenane habría matado a una pareja de ancianos waorani (integrados al resto de la sociedad), lo que habría generado una respuesta violenta de los segundos.

En esa acción, el grupo waorani tomó como cautivas a dos niñas taromenane, una de las cuales aún se mantiene retenida, mientras que la otra fue recuperada por el Estado para otorgarle protección especial.

La Fiscalía, en un comunicado en su web, indicó que ha presentado un recurso de “nulidad y apelación” del fallo de sobreseimiento, debido a que la resolución del juez “no está debidamente motivada”, según ha dicho el titular del Ministerio Público, Galo Chiriboga.

El juez Guerrero “tampoco consideró los casi cien elementos de convicción que la Fiscalía presentó sobre este caso”, añadió el fiscal general del Estado.

La Fiscalía, asimismo, ha presentado pericias antropológicas con las que ha buscado demostrar “la responsabilidad de los procesados por la presunta comisión del delito de homicidio”.

Durante la audiencia, el fiscal del caso, Andrés Cuasapaz, ha respaldado la acusación con las versiones de algunos presuntos atacantes y con fotografías de los hechos captadas por los mismos encausados, además de cartuchos de escopeta, ollas con huellas de impactos de perdigones, entre otras evidencias.

La Fiscalía, durante el proceso, pidió la modificación del tipo de delito, de genocidio a homicidio, en cumplimiento de una disposición de la Corte Constitucional que estudió también el caso. EFE