Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Según Lasso, “hablan de soberanía y van a inclinarse al imperio chino”

El candidato presidencial Guillermo Lasso, en Babahoyo, el 9 de enero de 2014. Foto tuiteada desde la cuenta @lassoguillermo

El excandidato presidencial Guillermo Lasso ha cuestionado los acuerdos del gobierno con China, anunciados desde Beijing. “Hablan de soberanía y van a inclinarse al “imperio chino” para financiar un proyecto político que no es viable endeudando más al país”, ha dicho Lasso mientras recorría Babahoyo, inaugurando diez directivas cantonales.


Publicidad

Lasso ha cuestionado también las medidas anunciadas por el régimen para sortear la caída de los precios del petróleo, que ha cerrado la semana por debajo de los cincuenta dólares el barril. “Cuando se restringen las importaciones, los empresarios piensan en reducir sus costos, lo que deriva en reducción de personal. Las medidas restrictivas que se han anunciado lo que se van a traducir es en pérdida de empleos”, ha dicho el viernes a Radio Tropicana.

“Han transcurrido ocho años de bonanza petrolera, y el gobierno se ha gastado hasta el último centavo, llegando a comprometerse en créditos comprometiendo el futuro de los ecuatorianos. Lo advertimos. Este modelo de desarrollo se basa en el  precio del petróleo y el endeudamiento público. Ahora que cae el precio del petróleo llega el momento de crisis y nos damos cuenta que se desaprovechó la bonanza al no diversificar la economía, promover la inversión privada, especialmente la extranjera”, dijo Lasso.

Y agregó: “Hay  maneras de enfrentar esta crisis. Mi visión es contraria a la del presidente de la República. Yo creo que hay que sustituir deuda por inversión y por comercio. El Ecuador debe abrirse al mundo a través del comercio y la inversión. En lugar de pensar solo en deuda, por ejemplo para construir el Metro de Quito, deberían pensar en inversiones, a través de un proceso de concesión. Pero ahí están hecho bolas”.