Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Jueces de Azuay responden a exmagistrado Miguel Antonio Arias, sobre independencia judicial

Corte Provincial del Azuay, en Cuenca. Foto perteneciente a la corte, tomada por Henry Toro.

El pleno de la Corte Provincial de Justicia de Azuay se reunió ayer, 12 de enero, para responder a las declaraciones públicas del ex juez Miguel Antonio Arias, en las cuales declaró que “la justicia depende del poder político”.


Publicidad

Luego de rechazar las declaraciones de Arias, los jueces azuayos afirman que esa Corte Provincial es referente “ético, profesional y académico” por sus decisiones en estricto apego a la constitución y las leyes.

Recuerdan que los integrantes de la corte han sido el resultado de estrictos “concursos públicos de méritos, oposición e impugnación”. 

En el cuarto punto de la resolución los jueces expresan: “En un Estado Constitucional de Derechos y Justicia, el órgano jurisdiccional legitima sus actuaciones a través de sus fallos, los mismos que no responden a injerencias externas ni internas. En el caso hecho público por el Ex Funcionario Judicial, su resolución como Juez de Primer Nivel estaba sujeta a revisión, según el derecho de impugnación de las decisiones judiciales por parte de la instancia de apelación que fue el Tribunal de la Sala Penal de esta Corte”.

Finalmente los jueces de la Corte Provincial del Azual dicen que el Ex Funcionario “ha tergiversado” la verdad procesal, lo que provoca desinformación en la ciudadanía.

El ex juez Miguel Antonio Arias, sin embargo, cuando renunció a su cargo emitiendo estás críticas expuso como ejemplo “la carta que envía el secretario particular de la Presidencia de la República, Alexis Mera al presidente de la Corte Provincial de Justicia de Manabí dándole instrucciones a fin de que ordene a los jueces de su provincia de que no admitan acciones constitucionales a los profesores, que por situaciones de jubilación tenían necesidad una respuesta constitucional”.