Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Venezuela en OEA: EEUU busca apoderarse de nuestro petróleo

En esta imagen, tomada el 12 de marzo de 2015, un manifestante sostiene un cartel con la imagen del Tío Sam y un mensaje antiestadounidense durante una manifestación en progubernamental en el palacio presidencial de Miraflores, en Caracas, Venezuela. El presidente Nicolás Maduro respondió a las nuevas sanciones de Estados Unidos sobre funcionarios venezolanos pidiendo a los legisladores que le concedan poderes ampliados en nombre de la lucha contra el imperialismo. Los críticos del gobierno calificaron la iniciativa de toma de poder. (Foto AP/Ariana Cubillos)

WASHINGTON (AP) — Venezuela acudió el jueves a la OEA para denunciar que las sanciones sobre siete de sus funcionarios impuestas por Estados Unidos buscan allanar el camino para una eventual invasión militar o apoderarse de las reservas petroleras venezolanas, las mayores en el planeta.


Publicidad

Estados Unidos respondió negando categóricamente que planeara una invasión militar o que buscara desestabilizar al gobierno venezolano, y explicó que el decreto emitido a comienzos de mes por el presidente Barack Obama es un acto soberano para negar acceso a su territorio a personas a las que considera responsables de violar derechos humanos o incurrir en actos de corrupción.

Ambas naciones efectuaron el primer careo público desde que la Casa Blanca emitiera el decreto, que declara a Venezuela como una amenaza extraordinaria e inusual a su seguridad nacional y política exterior.

El intercambio ocurrió durante una tensa sesión extraordinaria celebrada por la OEA a pedido de Venezuela, durante la cual unas veinte delegaciones pedían el derecho de palabra.

La canciller venezolana Delcy Rodríguez alertó durante su intervención de 27 minutos que “se pretende, y el decreto así lo permite, poner mano sobre los recursos naturales estratégicos, sobre nuestra principal empresa petrolera, Petróleos de Venezuela”.

El embajador interino de Estados Unidos ante la OEA, Michael J. Fitzpatrick, argumentó que se ha malinterpretado la redacción del decreto para asegurar que su país busca actuar contra Venezuela.

“Permítanme ser claro. No estamos preparando una invasión. No estamos buscando desestabilizar o derrocar al gobierno de (presidente Nicolás) Maduro con un golpe de estado”, indicó.

Argentina, Bolivia y Nicaragua solicitaron a Estados Unidos la derogación del decreto, tal como ya lo pidió el bloque regional Unasur.

El vicecanciller boliviano Juan Carlos Alurralde Tejada describió al alcance del decreto como “ambiguo, interminable y amplio. No tiene fin”.

La vicepresidenta panameña Isabel Saint Malo ofreció sus buenos oficios para mediar ante los dos países con el objeto de permitir que la venidera Cumbre de las Américas permita celebrar la presencia de Cuba por primera vez.

Panamá albergará la Cumbre del Milenio el mes próximo.