Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Entérate del contrato con Sharon Stone para actuar en “La Mano Negra de Chevron”

La actriz estadounidense, Sharon Stone, llega al pase de "The Search" durante la 67º edición del Festival de Cine de Cannes en Cannes, Francia, hoy, miércoles, 21 de mayo del 2014. El filme se presenta en la competición oficial del festival que comenzó el pasado 14 de mayo y concluirá el próximo 25 de mayo. EFE/Ian Langsdon

La actriz Sharon Stone exigió honorarios de seis cifras, tres pasajes de avión en primera clase y un piso completo en un lujoso hotel con servicio de habitación gratuito y conexión inalámbrica a internet antes de acceder a denunciar en abril de 2014 “la devastación de la amazonía ecuatoriana causada por las grandes petroleras”, según documentos difundidos esta semana por el portal Washington Free Beacon.


Publicidad

Los detalles de las peticiones de la estrella de Casino fueron revelados esta semana en una corte federal en Estados Unidos, donde McSquared, una firma de relaciones públicas que representa al gobierno de Ecuador, acusa a Stone y a su agencia, de fugarse con $275.000 en honorarios pagados para viajar a Ecuador en abril de 2014, reunirse con el Presidente Rafael Correa, el vicepresidente Jorge Glas, viajar a una zona de la amazonía para visitar una zona contaminada por petróleo y hablar en público.

Stone, de 56 años y candidata al Oscar en 1995 como mejor actriz por su actuación en “Casino”, debía viajar “al pozo Aguarico 4 a manchar sus manos” con los desechos, anunció Correa que comparó al contencioso que su gobierno mantiene contra la petrolera Chevron como la pelea bíblica entre David y Golliat, según reportó entonces la agencia EFE.

El lunes 7 de abril de 2014, Stone debía acompañar a Correa en la ceremonia del cambio de guardia presidencial, en el que también iba a aparecer el vicepresidente Jorge Glas. Según el contrato, la participación de la actriz no debía durar más de cuatro horas. El martes 8 viajaba al Pozo Aguarico 4. No iba a participar en el acto más de ocho horas ese día. El miércoles tenía una rueda de prensa. El jueves participaba en un tour por Ecuador. El viernes abandonaba el país.

Por todo ello, cobraba 275 mil dólares. Además de esos honorarios, Stone, a través de su agencia “American Program Bureau” (APB), solicitó pasaje en primera clase para tres personas a Quito, Ecuador, y un piso completo en el “mejor hotel en Ecuador”, de acuerdo a una copia del contrato presentado como evidencia en la demanda,.

El contrato requiere que el cuarto de Stone incluya “una suite de dos camas, dos baños y una habitación king”, servicio de habitación gratuito, y conexión a wi-fi también gratuita. Stone también exigió “transporte terrestre exclusivo de primera clase disponible a toda hora mientras estuviera en Ecuador”.

MCSquared PR, una firma de relaciones públicas de Nueva York que ha representado al gobierno de Ecuador, está demandando a Stone y a APB actualmente por no aparecer en el evento como se había acordado.

La firma indicó que incurrió en gastos por más de $75.000 “para satisfacer las solicitudes de diva de Stone, que incluían pasajes de avión en primera clase y habitaciones en suite lujosas para ella y sus tres acompañantes”.

APB había asegurado el contrato con MCSquared en 2014, programando a Stone para una aparición en un evento contra la petrolera Chevron en Ecuador. El gobierno de ese país participa en una batalla legal, política y de relaciones públicas de larga duración contra la compañía petrolera por contaminación ambiental en el país.

MCSquared firmó un contrato con la Secretaría de Comunicaciones de Ecuador en 2013.

La compañía fue golpeada con una sentencia de $19 mil millones en una corte ecuatoriana en 2011 relacionada a esa contaminación, y ha luchado contra los intentos de hacer cumplir la sentencia en países donde, a diferencia de Ecuador, tiene activos que pueden ser confiscados.

Un tribunal federal estadounidense dictaminó el año pasado que la sentencia ecuatoriana fue el resultado de fraude, soborno y extorsión por parte de los demandantes en el caso.

MCSquared no estuvo involucrada en la campaña legal, pero ha promovido esfuerzos para responsabilizar a Chevron por la contaminación que, de acuerdo a lo que la empresa indica, es culpa de Petroecuador, la compañía petrolera estatal del país.

Como parte de su campaña, MCSquared ha contratado los servicios de varias celebridades estadounidenses, incluyendo a Mia Farrow y a Danny Glover. Farrow ha admitido que el gobierno ecuatoriano le pagó su viaje al país, pero dijo que ella recibió mucho menos de los $188.000 que MCSquared informó haberle pagado a su agencia.

La firma reportó pagos de $330.000 a APB, que también representa a Glover. Está alegando en un tribunal federal que APB y Stone violaron los términos de su contrato cuando Stone no se presentó al compromiso debido a una enfermedad.

Rodrigo de Silva, un abogado de MCSquared, indicó que las peticiones de Stone eran exageradas.

“Pedir hotel y acomodaciones de viaje para un grupo de tres personas adicionales es poco usual, tal como lo es pedir maquillaje y peinado para un evento en la selva Amazónica bajo condiciones de humedad extremas”, dijo en un correo.

Un abogado de Stone no aceptó hacer comentarios para Washington Free Bacon, según reporta el portal.

Mía Farrow

El actor Danny Glover.

El actor Danny Glover.

Luis Eduardo Aute.

Luis Eduardo Aute.

El presidente Rafael Correa, en el Pozo Aguarico.

El presidente Rafael Correa, en el Pozo Aguarico.

Sharon Stone's contract with the government of Ecuador