Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fiscalía acusa de sabotaje a tres de los detenidos por las protestas del viernes

Detenidos en Quito tras protestas en las afueras del Colegio Mejía, el 19 de junio de 2015. Foto difundida por el diario oficial El Telégrafo.

La jueza Dania Tapia, de la Unidad de Flagrancia de Quito, ha iniciado una instrucción fiscal por treinta días en contra de tres jóvenes, de entre 18 y 19 años, que fueron detenidos la noche del viernes mientras protestaban en contra del gobierno en las inmediaciones del Colegio Mejía.


Publicidad

Según el abogado de los detenidos, Santiago Realpe, la Fiscal Paola Solís los ha acusado del delito de sabotaje previsto en el artículo 345 del Código Orgánico Integral Penal. El delito de sabotaje está penado con prisión de entre cinco y siete años.

De acuerdo a la versión oficial, difundida por el portal El Telégrafo, los acusados fueron detenidos tras participar en violentas protestas que hirieron a un policía y a un civil, y en las que se incendió una motocicleta de la Policía.

Los tres detenidos son mayores de edad. Uno de ellos estudia en el Colegio Mejía, otro en la Universidad Técnica Equinoccial, y el otro en un colegio fiscal no identificado.

Durante la mañana, el ministro del Interior, José Serrano, confirmó la detención de ocho manifestantes. Versiones no oficiales, y no confirmadas, hablaban de 35 detenciones. “La mayoría fueron liberados durante la misma noche del viernes, y otros en la mañana”, ha declarado a LaRepública el abogado de los detenidos.