Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dirigentes de Pachakutik empiezan a preparar la marcha hacia Quito

Reunión de Pachakutik, el 1 de agosto de 2015. Foto tuiteada por el presidente de la Ecuarunari, Carlos Pérez.

El consejo político de Pachakutik ha empezado a sesionar este mediodía, en Girón, provincia del Azuay, para debatir sobre el inicio de la marcha indígena, que empezará este domingo, y que espera arribar a Quito el 10 de agosto, fecha en que la CONAIE ha convocado un levantamiento indígena.


Publicidad

Los dirigentes indígenas han anunciado también que el levantamiento se sumará al paro nacional indefinido convocado por las centrales sindicales el 13 de agosto. La principal reivindicación que piden es el archivo, por parte de la Asamblea Nacional, de las enmiendas constitucionales planteadas por el Gobierno entre las que se plantea la reelección indefinida.

La marcha partirá desde Tundayme, en El Pangui (Zamora Chinchipe), en donde se encuentra enclavado el proyecto minero Mirador, que tiene una importancia simbólica en la lucha contra lo que describen como “política extractivista” del régimen. En ese lugar también fue asesinado el activista José Tendetza, que se oponía a ese proyecto.

Unas 250 personas habían confirmado su decisión de concentrase ese día en Tundayme para cumplir la caminata que se iniciará con una ceremonia a las 08:00. “Será una ceremonia ancestral donde el agua será uno de los principales elementos junto a los alimentos, las flores y un mandato que entregarán a los dirigentes”, adelantó Salvador Quishpe, prefecto de Zamora Chinchipe.

El mandato contendrá los reclamos y aspiraciones de las comunidades para que sean cumplidos por los dirigentes de la movilización a su llegada a Quito. El recorrido inicial será Tundayme-Yantzaza- Zamora. Al día siguiente la caminata espera llegar a Loja en horas de la tarde y luego recorrerán el resto de provincias.

Nelson Serrano, presidente del Frente Popular, adelantó que no se paralizarán los servicios públicos, como la salud, pero que los trabajadores de ese sistema participarán en las movilizaciones fuera de sus horarios con plantones y mítines. “No vamos a romper vías, por ejemplo, pero sí vamos a paralizar lo que sería el tránsito (vehicular)”, aseguró.