Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ministerio denuncia “intento de sabotaje” petrolero en medio de protesta indígena

El gobierno de Ecuador denunció este miércoles un intento de sabotaje en un campo petrolero operado por una empresa estatal, en medio de las protestas indígenas que desde el pasado jueves dejan casi un centenar de heridos e igual número de detenidos, informa la AFP.


Publicidad

La tarde del martes se produjo “el intento de sabotaje” en un pozo petrolero en la Amazonía, lo que obligó a “detener la producción (…) por 15 minutos”, tras lo cual se retomó la actividad, señaló el Ministerio de Hidrocarburos en un comunicado.

Las autoridades no atribuyeron la fallida acción a alguna organización en particular, pero la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) reivindicó en un comunicado la paralización de varios pozos petroleros que fue negada por el Gobierno.

“Al momento ninguna de las 13 compañías petroleras privadas que operan en el país han reportado la toma de algún pozo petrolero”, señaló el comunicado. Asimismo, agregó, que la producción estatal “opera con normalidad”.

El Ministerio indicó que los militares y la Policía resguardan la infraestructura petrolera.

Ecuador, el miembro más pequeño de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), extrae unos 556.000 barriles por día (b/d) de crudo.

Hace una semana, la Conaie se declaró en rebeldía contra el gobierno de Rafael Correa, en el poder desde 2007. El movimiento protesta contra leyes o iniciativas que en la práctica le han restado poder a los nativos para controlar la educación, el agua y la tierra en sus territorios.

Además, exige archivar la enmienda constitucional que debe aprobar en diciembre el Congreso, de mayoría oficialista, y que permitiría a Correa postularse a un nuevo mandato en 2017.

Las protestas, que incluyen el bloqueo de algunas vías, ha derivado en enfrentamientos que dejan 81 policías y al menos 12 militares heridos, y 111 manifestantes detenidos. [I]