Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa cuestiona a ex fiscal Washington Pesántez por no investigar el 30S

Quito (Pichincha).- El Presidente de la República, Rafael Correa, participó esta mañana de la reconstrucción de los hechos en torno al 30 de Septiembre de 2010, en el Regimiento Quito. Foto: Miguel Romero / Presidencia de la República

Quito.- El presidente de la República, Rafael Correa, realizó su Enlace Sabatino No. 440 desde Chillogallo, provincia de Pichincha. Se refirió a la reconstrucción de los hechos del 30 de septiembre del 2010, en que tuvo lugar una insurrección policial.


Publicidad

Esa reconstrucción tuvo lugar el pasado viernes 4 de septiembre, donde usó máscara y muletas para recordar la mañana que acudió al Regimiento Quito, con la intención de sofocar una revuelta policial en contra del veto presidencial a la ley de servicio público. Esa mañana, Correa fue agredido por los sublevados en medio de una gresca de proporciones, de la cual se refugió en el Hospital de la Policía (vecino al lugar) en donde permaneció hasta que fue rescatado por policías de élite y militares a horas de la noche. Correa sostiene que en ese día hubo un “intento de golpe de Estado”.

Gustavo Jalkh, presidente del Consejo de la Judicatura y Alexis Mera, secretario jurídico de la Presidencia, entre otros, acompañaron al mandatario en esta reconstrucción que dirigió la Fiscalía y peritos venezolanos.

En la sabatina el presidente dijo que cuando llegó al Regimiento Quito entendió que en realidad no se trataba de una huelga por las reformas a la Ley de Servicio Público sino algo tramado por otras personas, ya que dijo haber escuchado “¡Viva Lucio!”, en referencia al ex presidente Lucio Gutiérrez.

En cierto punto de su narración, Correa dijo que “el fiscal anterior (Washington Pesántez) no investigó nada” pues tenía “nexos con grupos policiales” y, a criterio del presidente, esa conducta del ex fiscal hay que investigar.

Justamente en el año 2010 Rafael Correa, como máximo líder de Alianza País, respaldó al ex fiscal Washington Pesántez impidiendo que prospere el juicio político que un grupo de legisladores como María Paula Romo, entre otros, interpusieron  denunciando irregularidades en la gestión de Pesántez. La Asamblea Nacional, con mayoría correísta, decidió no censurar ni destituir a Pesántez, que contó con el respaldo del presidente hasta el final de su gestión. (I)