Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cancilleres de Colombia y Venezuela se reunirán en Quito este sábado

Las cancilleres de Venezuela, Delcy Rodríguez, y Colombia, María Ángela Holguín. Foto: Cancillería Colombia

Las ministras de Relaciones Exteriores de Colombia y Venezuela se reunirán en Quito este sábado con el fin de allanar el camino para una reunión presidencial sobre el conflicto fronterizo entre los dos países, anunció hoy el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño.


Publicidad

En la reunión entre María Angela Holguín, de Colombia, y Delcy Rodríguez, de Venezuela, también participarán Patiño y el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, como representantes de los países que ejercen la presidencia pro témpore de la Celac y la Unasur, respectivamente.

La cita tiene como objetivo “iniciar un diálogo entre sus cancilleres con el objeto de tratar los temas sensibles entre ambos países como un paso previo a una reunión presidencial”, aseveró Patiño en una rueda de prensa.

Acerca de si los presidentes Maduro y Santos han confirmado que se reunirán, Patiño confió en que el diálogo entre las cancilleres avance para que “después pueda producirse” el encuentro de mandatarios y señaló que “ambos presidentes han manifestado su decisión, su disposición, su voluntad de, efectivamente, llevarla adelante” (la reunión entre ellos).

Pero el canciller evitó concretar cuándo podría celebrarse ese encuentro entre Santos y Maduro y se limitó a expresar su deseo de que sea “lo más pronto” posible.

“No es prudente imponernos un tiempo”, dijo el canciller al subrayar que “lo más importantes son los resultados”.

Como “un primer paso muy importante” consideró el presidente de Ecuador, Rafael Correa, el encuentro entre las dos ministras y dijo que servirá de preparación para la reunión de presidentes, “que ya ha sido aceptada”, aunque no dio más detalles.

Correa, además, mostró su esperanza en que la reunión “sea ya el episodio definitivo para superar este lamentable conflicto que ha surgido entre Venezuela y Colombia”.

Para Patiño, es “una gran noticia” que los presidentes de Venezuela y de Colombia hayan aceptado “esta cordial invitación hecha por las presidencias de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) y de Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños)” para el inicio de conversaciones.

Patiño confirmó que el miércoles se reunió en Colombia con el presidente Juan Manuel Santos y la canciller Holguín, y en Venezuela con Maduro y la ministra Rodríguez para extenderles la invitación a la reunión de este sábado.

Según Patiño, en principio solo se ha fijado una reunión entre las cancilleres, aunque no se descarta que se produzcan nuevos encuentros si se considera conveniente.

Dijo que la intención del Gobierno ecuatoriano ha sido únicamente la de servir de “puente de comunicación” entre Colombia y Venezuela y, por prudencia, declinó pronunciarse sobre las manifestaciones públicas que sus dos presidentes han hecho durante los últimos días.

En cuanto a los resultados de estas conversaciones dijo que “hay muchas razones para el optimismo” basadas en el fortalecimiento de los órganos de integración de la región y en el valor que tiene la paz en Latinoamérica.

“Hemos defendido que la Unasur y la Celac son territorios de paz y tenemos que preservarla” (a la región) de cualquier posible afectación, así como cuidar “la paz y el diálogo entre nuestros países”, declaró el ministro, quien se negó a “considerar la posibilidad de que esos diálogos (entre Colombia y Venezuela) no lleguen a buen término”.

La crisis entre Colombia y Venezuela se inició a partir de que Maduro ordenó el cierre de parte de la frontera con Colombia el pasado 19 de agosto para luchar contra el contrabando y la presencia de “paramilitares” colombianos, según sus palabras.

Desde entonces más de 20.000 colombianos que residían en Venezuela han retornado a Colombia, la mayoría por voluntad propia y el resto expulsados, según la ONU, y la tensión ha ido en aumento entre ambos Gobiernos, que llamaron a consultas a sus embajadores a los pocos días del inicio de la crisis.

En un primer momento Venezuela cerró solo los pasos fronterizos en el estado Táchira, pero esta semana tomó una medida similar en Zulia. El cierre va acompañado del estado de excepción en los 13 municipios a los que afecta la clausura de los pasos. EFE (I)